Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/115341

Confirman el procesamiento del hermano de un viceintendente

Volcó con un auto en el que transportaba 334 kilogramos de droga. El juez lo procesó y le otorgó la libertad. Ahora ordenaron su detencion.

La Cámara Federal de Apelaciones confirmó el procesamiento de Hernán Aquino -hermano del viceintendente de la localidad de Itatí-, por haber transportado -supuestamente- más de 300 kilogramos de estupefacientes en un automóvil con el que protagonizó un accidente, en noviembre de 2015. El fallo de los magistrados Ramón González, Selva Spessot y Mirta Sotelo rechaza un pedido para que se anule la acusación, al tiempo que revoca una determinación del juez federal de primera instancia Carlos Soto Dávila, quien había otorgado la libertad al encausado. El Tribunal de Alzada, además, sacó ese expediente del titular del Juzgado Federal Nº 1 y dispuso que otro magistrado intervenga en la causa. Es la séptima vez en un mes que apartan a Soto Dávila de una causa por tráfico de estupefacientes. La determinación de los camaristas fue en respuesta a un planteo realizado por la defensa de Aquino, en la que piden que se revoque el procesamiento porque suponen que el fallo de Soto Dávila “resulta autocotradictorio y valora incorrectamente el material probatorio incorporado, en lo que hace al hecho, las circunstancias de forma, modo y tiempo, como también las intervención del acusado”. En relación a esto el abogado defensor expuso que el accidente del vehículo que presuntamente trasladaba la droga habría ocurrido a las 22.50, pero que los testigos fueron convocados a la 1, y cuestiona el que “el procedimiento y secuestro de lo estupefacientes recién se produjo dos horas después del accidente”. También puso en duda la legitimidad del procedimiento realizado para determinar si lo hallado era marihuana, debido a que el procedimiento habría sido realizado por un efectivo que carecía del título de perito, y en otra parte del escrito el letrado hizo notar que el juez federal citó a declarar sólo a uno de los dos testigos del procedimiento durante la instrucción. En replica a esto la Fiscalía General advirtió que los procedimientos realizados tras el hallazgo de la droga “resultan ajustados a los parámetros previstos por la ley, no advirtiendo violación a normas de rango constitucional”. En relación a los peritajes realizados, remarcaron que “el narcotest es un procedimiento normal previsto para establecer la materialidad de la infracción”, y que es llevado a cabo por personal autorizado. Pero advierte además que durante toda la primera etapa del proceso “el defensor no ha solicitado ninguna diligencia”. El Ministerio Público Fiscal hizo un breve análisis del hecho y concluyó en que “se extrae a primera vista que la conducta del encausado se corresponde con la figura legal provisoriamente escogida, es decir, transporte de estupefacientes”. Tras valorar ambas posturas, los integrantes de la Cámara Federal de Apelaciones de Corrientes resolvieron “rechazar la apelación interpuesta, confirmándose el auto recurrido (el procesamiento), que fue materia de recurso”. En el segundo punto del fallo ordena “tener por apartado al magistrado de anterior grado (Carlos Soto Dávila) remitiéndose las actuaciones al subrogante”. Es la sexta causa por narcotráfico que es quitada del Juzgado Federal N º 1 en el transcurso de un mes por supuestas irregularidades en el dictamen de liberación de imputados, las que se suman a una por trata de personas en la que se cuestionó la excarcelación de una pareja que regenteaba un prostíbulo en la localidad de Santa Lucía.s