Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/115608

El día en que Ortega y Terán defendieron al Comisario de Itatí acusado de narco

Hace casi un año atrás se produjo la muerte de un joven al que se lo indicó como un homicidio narco. Hubo incluso una marcha popular pidiendo por el cambio del Comisario. El intendente Roger Terán y el Ministro de Seguridad Ortega lo defendieron a capa y espada, y descartaban la realidad del narcotráfico en el pueblo. Hoy el Comisario Diego Osvaldo Ocampo Alvarenga y Terán están detenidos por una mega causa de narcotráfico.

Mientras un numeroso grupo de vecinos marchó en julio pasado pidiendo justicia por el asesinato de Miguel Ángel Zalazar, de 23 años, y reclamando la renovación de la cúpula de la comisaría, desde las distintas esferas gubernamentales (provincial y municipal) respondieron en se momento minimizando la gravedad del hecho.

El mismo intendente Natividad “Roger” Terán aseguró a NORTE de Corrientes que el homicidio se produjo en forma accidental y que tanto la víctima como el presunto victimario eran amigos y solían reunirse en el lavadero en donde ocurrió el hecho.

Las declaraciones coincidieron con la postura del ministro de Seguridad, Horacio Ortega, quien afirmó: “No hay indicios que nos permitan decir que es un crimen narco”. “

Hay quienes han politizado este caso”, opinó Terán ante la consulta de este diario sobre los carteles pegados durante la noche en los que podía leerse: “Gobernador, necesitamos cambios urgentes en la Policía” y “Comisario de Itatí corrupto”. Los mensajes fueron dejados durante una movilización que recorrió el casco histórico de Itatí y tuvo dos paradas importantes: la Basílica y la Comisaría. “

El pedido que hicieron los que participaron de la marcha fue el cambio de jefe de la comisaría”, comentó un periodista del lugar.

“No soy amigo del comisario pero anda muy bien, es de la zona y conoce bien el lugar. En lo que es robos estamos bien en comparación con otros pueblos, como Paso de la Patria, sólo unos cuantos hurtos de ganado”, dijo el jefe municipal. Y abundó: “Hay muy buena coordinación con las fuerzas federales, todas están haciendo bien su trabajo: Itatí está más tranquila”.

Este diario consultó al ministro Ortega al respecto de si analizan el pedido, a lo que respondió: “Es una cuestión reservada, nada tiene que ver un comisario, los lineamientos en materia de seguridad no pasan por ahí”. Además sostuvo que el caso ya está judicializado y no puede brindar ningún tipo de detalle por temor a entorpecer la investigación.

A pocos días Ortega mantuvo al Comisario Ocampo Alvarenga en su puesto y removió a doce policías de la seccional, lo que llamó la atención y causó rechazo en la comunidad. 

Los policías removidos fueron llevados a otras dependencias, y según versiones de ese momento, como represalia por no defender a su jefe, al que sí apoyaba Ortega bajo viento y marea.

“Hacernos cargo”
Desde distintos estamentos que componen el Estado habían adoptado una postura morigerada frente a la muerte de Zalazar.

Primero fue el ministro de Seguridad Ortega quien relativizó el vínculo entre el homicidio y el tráfico y comercialización de marihuana en Itatí, calificada por los medios nacionales como “la puerta de acceso de la droga a Argentina”.

En el mismo sentido el intendente Terán deslindó los hechos, para él fue una muerte accidental entre amigos.

Desde la Justicia Federal siguen de cerca el caso llevados por la premisa de que se trató de un crimen narco y la relación entre los involucrados con personas detenidas por este delito. “

Debemos hacernos cargo de lo que sucede con el narcotráfico”, exhortó el arzobispo Andrés Stanovnik el pasado 9 julio ante la consulta de este diario.