Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/117327

El arroyo Limita se hace sentir quebrando la avenida Romero

Las lluvias de noviembre hicieron que se desplomara el último tramo de las cañerías. Ahora un nuevo hundimiento enciende el alerta.

El desmoronamiento de parte de la avenida Jorge Romero, primero en el último tramo de entubamiento en su límite con el río Paraná provocó sorpresa entre los correntinos, pero no así entre quienes conocen la fuerza del torrente del arroyo que corre por debajo. A principios de esta semana la intersección de Elías Abad y Jorge Romero cedió, también parte del mismo arroyo.

Las fuentes consultadas por este diario describieron que la situación era altamente factible sobre todo por la gran cantidad de agua en las tuberías durante las precipitaciones que cargan gran caudal en pocas horas. El Limita nace en la avenida Maipú y desde allí circula por entubamientos por debajo de la avenida Teniente Ibáñez hasta su intersección con Jorge Romero, para luego desembocar en el río Paraná.

Desde la Secretaría de Infraestructura de la Municipalidad de Corrientes, su titular Daniel Flores, comentó a NORTE de Corrientes que el lunes iniciarán los primeros sondeos de apuntalamiento y seguridad de la Avenida Jorge Romero entre Pasaje Morgan y Elías Abad.

Según precisó, hasta el momento no se estableció un presupuesto para realizar los trabajos de refacción del entubamiento y la repavimentación. Son alrededor de 330 metros los que deben ser reparados, de los cuales 50 se encuentran seriamente deteriorados por lo que se debe proceder a la refacción del entubamiento para que sea de hormigón y no de chapa como es actualmente. Asimismo, el funcionario municipal remarcó que las obras en el primer tramo que se desplomó, en noviembre pasado, avanzan y que aún restan dos meses más para la culminación.

La inversión para el primer tramo fue de unos 20 millones y estiman que las cifras para estas obras serían similares, mientras que sobre la cantidad de tiempo que podrían llevar las tareas de remoción del entubamiento y el pavimento, las fuentes consultadas coincidieron en afirmar que si bien es muy pronto para dar plazos estiman que llevaría más de seis meses. Flores resaltó al ser consultado por este matutino que no se hará el cambio completo del entubamiento, pero sí se reparará en las partes dañadas. Lo cierto es que la arteria estará cerrada a la circulación vehicular durante varios meses.s