Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/154132
CAMBIOS EN LA ADMINISTRACIÓN DEL SANTUARIO

Transfieren a la Diócesis de Corrientes el Convento Nuestra Señora de la Merced

Se trata de una decisión de las autoridades de La Provincia Franciscana, que entrará en vigencia a partir del nuevo año.

COR041219-011F01.JPG

En los últimos días se conoció la noticia que la Orden Franciscana tomó la decisión de retirar a los 4 frailes que se encuentran en el convento San Carlos Borromeo, en la localidad de San Lorenzo (Santa Fe). Por decisión de las autoridades de la Provincia Franciscana de la Asunción de la Ssmm Virgen del Río de la Plata, que tiene jurisdicción sobre frailes de la orden desde Paraguay hasta Buenos Aires, ordenaron trasladar todos los sacerdotes del histórico convento. El superior de la Provincia Franciscana, fray Emilio Andrada, resolvió que el actual párroco Simón Pedro sea enviado como párroco y guardián a Villa Rica en Paraguay; el padre Aldo Nucífera tendrá como destino Corrientes; el actual guardián Raúl será destinado a Catamarca, mientras que el padre Herminio Gaitán, con 91 años y una enfermedad que lo mantiene postrado, quedaría al cuidado de religiosas en Rosario, donde se encuentra internado el padre José Ceschi. Según lo ordenado por Andrada, los frailes deberán abandonar el convento a más tardar marzo de 2020 y, posiblemente, algún sacerdote diocesano mantenga la liturgia en la parroquia San Lorenzo.

DESPUÉS DE 163 AÑOS

En esta ciudad también se tomaron determinaciones. Además de la llegada del fraile Aldo Nucífera, también se supo que la orden franciscana transfiere a la diócesis de Corrientes el histórico Convento y Santuario de Nuestra Señora de la Merced, y que por tanto a partir del 2020 los frailes franciscanos ya no estarán más al frente en La Merced. Hace 163 años que la orden se encontraba al frente del santuario. Los orígenes de la Iglesia se remontan al siglo XVII. Fue edificada sobre las ruinas de la ermita de San Juan Bautista, también en territorio de los conquistadores y de los primeros pobladores. También fue iglesia del ex Convento Mercedario, donde además funcionó una escuela y una universidad. Los mercedarios, por falta de personal, se retiran de Corrientes en la primera mitad del siglo XIX; por lo que el convento es entregado a los franciscanos en 1856. La iglesia fue varias veces reedificada, y los trabajos de su forma definitiva y actual, inician en 1857 sobre un proyecto de Nicolás del Grosso.