Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/155158

Relato en primera persona de una chica golpeada salvajemente y que fue hallada tirada en la calle

Se trata de Cintia Ramírez, la joven golpeada y abandonada en la calle salvajemente en una calle goyana. Tras sobrevivir a la golpiza que su pareja le propinó y la dejó inconsciente, posteó en su red social lamentando la experiencia.

abuso.jpg

El hecho ocurrió el domingo 5 de enero cuando encontraron a Cintia salvajemente golpeada e inconsciente en el B° Scofano de Goya en horas de la mañana. La joven despertó y dijo lo siguiente, “Y acá voy, de nuevo, entera o a pedazos, por tu paz, por la mía, por la de la familia, voy de nuevo, para demostrar que me golpeo físicamente y psicológicamente pero no tanto como esa persona lo cree. Acá voy, por la familia, por mis amigos, por los que me rodean, por los que saben perfectamente quien soy, por los que me ayudaron, me dan ánimo, aliento, me dieron fuerzas cuando sentía que ya se me fue la vida.

Ya pasaron 5 dias, si cinco, de los que todavia me cuesta dormir, hablar bien, 5 dias de aquel calvario que todavia no caigo el por que.
Hoy solo doy gracias a Dios, a los que me ayudaron, a mi familia, a los policias, a los medicos y a los que fueron a verme y preguntaron ya sea por mensaje o llamada, les agradezco un montón, gracias por tanto apoyo.
Tambien aquellos que me criticaron, que hablaron sin saber lo que paso, ojalá que a sus hijas nunca les pase, a sus hermanas, a sus mamás, Dios las protejan siempre.
Ese 5 de enero, me toco a mi, de nuevo, si de nuevo, falle otra vez como hija, como hermana, como amiga, por que? Por que me hablaron, me decian y yo ciegamente no queria ver, hoy solo quiero decirles a ustedes CHICAS, cuidense, protejanse, observen con quien se juntan, conozcan bien a las personas, vean su actitud y cuenten lo que les pasa, no se callen, hablen, no permitan que ningun tipo de persona les toque, sea hombre o mujer, vayanse a la primera, ni bien les alzan la voz, ni bien les amagan para pegarles, vayanse, no se queden, aunque les duela, aunque extrañen, aunque les cuesten. Hoy estoy agradecida a Dios por permitirme una vez mas estar disfrutando los dias, con mis amigos, familia, vecinos, hoy doy gracias por que puedo respirar, puedo ver, puedo caminar, puedo compartir un mate con mama, con papa, con mis hermanos, una cena con mis amigos.
Disfruten, pero aprendan a ver con quien.
Muchas gracias a todos por preocuparse, ya estoy mejor, y disculpen a los que no les contesto!
Buenas noches.