Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/155245
LUIS MARTÍNEZ, AMBIENTALISTA

“El relleno sanitario no es compatible con ese campo, la zona es inundable”

Especialistas advierten del daño am­biental que ocasionaría el proyecto de instalar el basural en la zona ru­ral de San Luis del Palmar.

COR140120-008F01.JPG

Los sanluiseños conti­núan su plan de lucha con­tra la instalación de una planta de tratamiento de residuos sólidos urbanos en inmediaciones del para­je Pontón, debido al riesgo ambiental que eso ocasio­naría en el lugar. Tanto es así que, aunque el proyecto no está aprobado todavía por el Instituto Correnti­no del Agua y el Ambiente, los vecinos ya marcaron su postura al respecto. Desde el Municipio de San Luis del Palmar afirmaron que aún no se aprobó la iniciativa de la empresa concesionaria de la recolección de residuos, Lusa, en la capital corren­tina, y que propone utilizar un predio de 220 hectáreas, -que compró en esa zona- como deposición final de los residuos de la Capital y San Luis del Palmar. En este contexto, NORTE de Corrientes entrevistó al ambientalista Luis Martí­nez, quien disertó el últi­mo jueves en el Club Social de San Luis, ante un gran número de vecinos, expli­cando el impacto negativo que ocasionará el proyec­to en la zona. Al respecto, refirió: “Los rellenos sani­tarios buscan minimizar los impactos negativos que ocasionan los residuos, pero a un costo irreversible ya que cualquier rotura o desgaste de la membrana del relleno sanitario que se usa para el cubrimiento de la misma, ocasionarían que los líquidos lixiviados y los gases pongan en peligro a la comunidad y al ambiente mismo”.

Y prosiguió: “Los lixi­viados se producen en la propia descomposición de la basura o por lavado de la misma por las aguas de lluvia. Estos líquidos tienen el peligro de que lleven sus­tancias tóxicas procedentes de residuos tóxicos o car­gas orgánicas muy elevadas que pueden contaminar las aguas superficiales, subte­rráneas o los suelos”.

En este sentido, el des­tacado ambientalista re­marcó: “La comunidad está muy preocupada por las decisiones que se toman más cuando el bienestar del ambiente y sobre todo la salud de la población está en juego. Este campo no es compatible con el proyec­to que pretende realizar ya que la zona es inundable. Y posee una amplia variedad de riqueza ambiental, varie­dad de vegetación, anima­les, lagunas y sobre todo es una zona donde las perso­nas tienen ganado. Los más perjudicados serían las per­sonas que realicen cultivos. Cualquier tipo de empren­dimiento relacionado con la basura implicará un impac­to irreversible”, sentenció.

“La topografía en un ra­dio de 3 kilómetros de San Luis del Palmar es esencial­mente llana, con un cambio máximo de altitud de 16 metros y una altitud prome­dio de 61 metros sobre el ni­vel del mar. En un radio de 16 kilómetros es esencial­mente plano (44 metros). En un radio de 80 kilómetros también tiene solo variacio­nes modestas de altitud (86 metros). El área en un radio de 3 kilómetros de San Luis del Palmar está cubierta de vegetación herbácea (79%) y tierra de cultivo (17%), en un radio de 16 kilómetros de vegetación herbácea (88%) y en un radio de 80 kilóme­tros de vegetación herbácea (54%) y árboles (17%)”, fi­nalizó el especialista.

Es por esto que el pueblo sale en protesta a la calle a velar por la salud de sus hijos y de generaciones fu­turas, enfatizó Martínez, quien dijo que el jueves los vecinos vuelven a manifes­tarse frente al Municipio de San Luis del Palmar.