Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/155395
LA VILLA TURÍSTICA QUEDÓ DESBORDADA

Enfrentamiento entre policías y jóvenes en la costanera de Paso de la Patria

Ocurrió a la madrugada. Los ado­lescentes no querían retirarse del parador, al pedirles que se fueran, arrojaron botellas a los efectivos

COR200120-011F02.JPG

El secretario de Seguridad de la locali­dad balnearia de Villa Gesell, Mauricio An­dersen, se refirió ayer al joven que murió como consecuencia de los golpes que recibió durante una pelea fuera de un boliche, hecho por el que fue­ron detenidos once jugadores de rugby de un club de Zárate, y consideró que se trata de un hecho “lamentable” e “inex­plicable”. En diálogo con la radio Mitre, el funcionario confir­mó -además- que los aprehendidos están imputados “todos con la misma carátula” y que en la mañana de hoy se les va a tomar declaración. “No te­nemos que permitir a estos grupos de agre­sores, que vienen con la intención de pelear, de provocar daño, de maltratar”, dijo el funcionario.

En las últimas horas se vi­ralizó un video por las redes sociales, en los que se pue­den ver un enfrentamiento entre los efectivos del Grupo Táctico Operacional (GTO) y un grupo de jóvenes, los que fueron intimados a retirarse de uno de los paradores de la zona costera de Paso de la Patria, que no accedieron a irse y arrojaron botellas con­tra los policías, y estos res­pondieron disparando con balas de goma.

Fuentes de la Policía, consultadas por NORTE de Corrientes, señalaron: “No pasó nada, fue durante el despeje de jóvenes, muchos borrachos”, los que no ha­brían querido retirarse de la zona de los paradores. Lo que en las imágenes virales no parece, ya que se ve una situación de anarquía.

Extraoficialmente se supo que un grupo de policías del GTO, enviado especialmen­te desde la capital, pidieron infructuosamente a los jóve­nes que se retiraran -muchos de los cuales acarreaban sus conservadoras car­gadas de bebidas- y es en esas circuns­tancias cuando va­rios botellazos fue­ron arrojados contra los agentes, uno de ellos se incrustó contra uno de los móviles. Los uniformados respondieron con algunos disparos de balas de goma, logrando el repliegue de los violentos.

Muchos de los que esta­ban en el lugar se subieron a sus vehículos y abandonaron el lugar. Según los informes, había un grupo de jóvenes que escuchaba música a un volumen más fuerte de lo permitido en un parador de la zona costera, durante la madrugada de ayer, cuando ya el horario tope dispuesto por el Municipio -las 4 de madrugada- se había cum­plido, lo que generó en las molestias de los vecinos de la zona, quienes llamaron a la comisaría. De esta manera, se presentaron los agentes del GTO.

Fuentes allegadas a este diario dijeron que no se ini­ció ninguna causa, ya que no hubo daños en el patrullero, ni las personas.

El intendente local, Gui­llermo Osnagui, estuvo en el lugar acompañando el ope­rativo, que se realizó en for­ma conjunta entre la policía y el Municipio, que es el que se encarga de los controles de alcoholemia