Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/155762
FALLO DEL SUPERIOR TRIBUNAL

Ratificaron condena a femicida que amenazó de muerte a su propio hijo

Se trata de Juan Galarza, sentencia­do a prisión perpetua por asesinar a su esposa. Las coacciones fueron un intento de alcanzar la impunidad.

COR060220-013F01.JPG

 El Superior Tribunal de Justicia (STJ) de Corrientes confirmó la condena a 2 años de prisión a un hombre que amenazó a su hijo para que no declarara en su con­tra en un juicio por el que fue sentenciado a la pena máxima por el femicidio de su esposa, en un crimen ocurrido el 23 de noviembre de 2016 en el barrio Doctor Montaña, de Corrientes. 

Voceros del Poder Judicial informaron ayer, por reso­lución 144/19, que la Corte provincial ratificó el vere­dicto emitido por el Tribu­nal Oral Penal Nº 2, el cual en abril de 2018 halló a Juan Carlos Galarza como autor material del delito “coaccio­nes”. “Galarza ya había sido condenado a prisión perpe­tua por el mismo Tribunal por el femicidio de su pare­ja, María Beatriz de los San­tos”, detallaron las fuentes. 

Según se desprende del documento judicial, el ase­sinato de la mujer fue en­cuadrado como “homicidio calificado agravado por el vínculo y violencia de gé­nero”. Durante el proceso quedó acreditado que Ga­larza -en ese entonces de 50 años y que se desempeñaba como chofer de una empre­sa de colectivos interurba­no- prendió fuego a Santos, de 47, delante de uno de sus hijos, quien fue testigo del episodio. 

Los voceros detallaron que en esta otra causa judi­cial, lo que se analizó fue­ron los amedrentamiento que realizó contra el hijo, con el propósito de lograr impunidad en el delito de mayor gravedad. Según entiende el STJ, el fallo del TOP2 está fundamen­tado en la evidencia reco­lectada por la investiga­ción judicial, que acreditó que el encausado “amenazó con matarlo si declaraba en su contra”. 

La Corte provincial tomó intervención en el caso luego de que la defensa del sentenciado recurriera en queja a la instancia de Ca­sación. Los voceros comen­taron que el abogado defen­sor planteó “la nulidad del requerimiento de elevación a juicio, en una audiencia oral mantenida en la sede del Superior Tribunal de Justicia”. Sin embargo los integrantes del alto cuerpo entendieron que la solici­tud debía ser rechazada, y consideraron que cuando la sentencia a prisión perpe­tua quede firme se deberán unificará ambas condenas en contra del sindicado fe­micida.