Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/155979
CARNAVALES 2020

El público disfrutó de la tercera noche de show de comparsas en el Cocomarola

 Fue una oportunidad importante para Sapucay que subió al escenario con renovadas energías. La acompa­ñaron Arandú y Copacabana.

 En la noche del miércoles, el Anfiteatro Cocomarola volvió a vestirse de

COR140220-020F02.JPG

carnaval al realizarse un nuevo show de comparsas. El miérco­les que viene será el último de la edición 2020 con la presencia de Copacabana, Sapucay y Ara Berá. 

Este año los organizado­res decidieron realizar cua­tro noches de show suman­do un día más al espectácu­lo en el Cocomarola en pos de lograr que sea más breve para beneficiar a los espec­tadores y que los comparse­ros tengan mayor tiempo de descanso. El miércoles pa­sado fue el turno de subir al escenario de Arandú Beleza, Copacabana y el cierre fue responsabilidad de Sapucay.

Arandú Beleza presentó su tema “Nadie duerma”. Ambientada en la China milenaria, la Verde y Blan­ca aborda la temática de la violencia de género na­rrando la famosa historia de la princesa Turandot, que ordena que nadie duerma en Pekín hasta que se sepa el nombre de un atrevido pretendiente que se postu­la respondiéndole los tres enigmas y desafiándola a que sea ella la que averigüe su nombre.

Por su parte, Copacabana, que al igual que la comparsa anterior mostró más proli­jidad en su puesta con res­pecto al espectáculo ante­rior, puso en escena el tema que le permite festejar sus seis décadas de existencia en la fiesta de Momo. Así, lo que hizo La Esplendoro­sa no fue otra cosa que to­mar temáticas presentadas en distintos momentos de su larga vida en las carnes­tolendas y volcarla en una fiesta de gala. 

Finalmente, Sapucay su­bió a escena con la presencia de todos los personajes de “Iberá”, tema que permite al espectador introducirse en un paraíso donde el hu­medal, los mitos guaraníes y los animales que habitan estos paisajes se traslada­ron a esta fiesta. La idea es transmitir un mensaje eco­logista y de conservación. El Iberá, paraíso protegido por “Ñanderú” es el epicen­tro de la historia en donde los yaguaretés, Mbareté y Aramí viven aventuras con las distintas especies que habitan el ecosistema del acuífero. Destacando que todos los seres vivos se mantienen en un delica­do equilibrio, Sapucay ruge, baila y se divierte festejando el milagro de volver a soñar con “la tierra sin mal”.

Sin dudas la comparsa mostró un perfecciona­miento más que revelador de su puesta en escena y aunque no son pocos los que consideran que cada una de las escenas tienen mucha similitud con gran­des creaciones de Disney como “Río”, “Cenicienta” o “El Rey León”, la compar­sa logra el efecto buscado: transmitir un mensaje sobre la importancia de cuidar el medioambiente y lo hacen con la presencia de desta­cados personajes dentro del mundo del Gallo.