Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/158899
ENOJO E INDIGNACIÓN

Músicos locales intimados por Sadaic para que paguen por shows virtuales 

El ente recaudador informó que iba a cobrar por los espectáculos onli­ne. Especulaban que sería para gran­des recitales, pero no fue así.

COR210520-020F02.JPG

El viernes pasado, la So­ciedad Argentina de Autores y Compositores de Música (Sadaic) lanzó un comuni­cado que generó confusión y malestar en la comuni­dad musical. La institución anunció nuevas tarifas en el entorno digital para trans­misión de recitales, con­ciertos y festivales vía strea­ming. El arancel será apli­cado “por la transmisión en simultáneo o diferido a tra­vés de redes o plataformas digitales, sin la posibilidad de descargas permanentes de obras musicales, con o sin concurrencia de espec­tadores en forma presen­cial”, dicta el comunicado. Se trata de un 12 por ciento de los “ingresos brutos (ne­tos de IVA), sean percibidos en valores monetarios o por canje, incluyendo precios de acceso, suscripciones y abo­nos”, detalla el comunicado.

En principio se habló de que sólo deberían pagar a Sadaic los grandes eventos como el Quilmes Rock que se realizó días atrás o grandes espectáculos musicales, de­jando fuera de este impuesto a los músicos que, con estas transmisiones, encontraron un canal para sobrevivir en tiempos de covid-19. Pero la realidad marca otra cosa. Varios músicos locales que ya realizaron espectáculos en vivo o anunciaron próxi­mas fechas, recibieron el llamado para hacerles saber que deberán realizar una declaración jurada de las en­tradas vendidas y de los aus­piciantes que reciban dinero -o sea canje-, y pagar el 12% por cada fecha realizada.

Esto comenzó a aclarar un poco la situación ante la falta de una información certera dada por Sadaic, que en su comunicado dejó más dudas que certezas. “No entendemos si van a cobrar a todo tipo de recital, cómo se implementará dicha tari­faria y por qué se incluye a las instituciones. Por eso so­licitamos que se explique la decisión”, sostuvo Alejandro “Tato” Martínez, presiden­te de los músicos indepen­dientes (Mico) a NORTE de Corrientes. Una expresión similar fue la que dio a nivel nacional Juan Ignacio Váz­quez, presidente de la Unión de Músicos Independientes (UMI). “Desde UMI siempre defendimos el derecho de autor, intérprete y produc­tor fonográfico. Entende­mos que es parte de nuestro salario como compositores, intérpretes y productores y vamos a seguir defendiendo este derecho”. 

“Una cosa son los dere­chos de autor y nadie está a favor de los contenidos gra­tuitos, pero cuando se man­da semejante bomba, en este momento con tanto males­tar es otra cosa; creo que es un error de comunicación y que van a tener que aclarar ese punto”, agregó un mú­sico correntino que prefirió guardar su identidad.

Enojados, los artistas di­jeron que el problema de Sadaic no es cómo cobra sino cómo reparte; esa es nuestra lucha eterna. Ante esta realidad, lo que piden los músicos independientes es que expliquen de manera detallada qué quieren hacer, a quién alcanza, a quién no alcanza, qué es lo que se va a cobrar y qué es lo que no se va a cobrar, porque hoy, afirman, la incertidumbre es mucha y los llamados a las pequeñas producciones que se realizan desde los domicilios para sobrellevar la falta de trabajo y por ende de ingresos para mantener los hogares generó indigna­ción, impotencia y mucho malestar. 

Lo que en un principio no quedaba claro es si la me­dida recaudatoria era sólo para megafestivales o even­tos virtuales que generan grandes ingresos, y quedó dilucidada con las llamadas que comenzaron a tener los artistas locales que en sus transmisiones no superan los 250 espectadores y no cobran más de $200 para ser parte de estos espectáculos. 

Según indica el comuni­cado, en caso de que el or­ganizador o responsable del evento no percibiera ingre­sos por el acceso del público “o no suministre a Sadaic información completa o ra­zonablemente consistente respecto a dichos ingresos, la institución se reserva el derecho de aplicar la tarifa”. 

En el ambiente la mayoría de los autores coincide en que la existencia de Sadaic es un derecho adquirido, pero entiende que es preciso actualizar su funcionamien­to. Para el productor Jorge Nacer, “Sadaic tendría que ser más flexible. No hacen un planteo nuevo, diferen­te, poniendo en contexto la medida, sino que aparecen con esta resolución tan fría en un contexto en el que todos están muy sensibles”. “No estoy en desacuerdo de que sea el ente recaudador de los músicos, porque de esa manera se mantiene la institución y la obra social, que es muy buena, pero de­berían acercarse más a los artistas”, finalizó.s

CUANDO SE CONOCIÓ EL COMUNICADO, LOS MÚSICOS LOCALES ASEGU­RARON QUE ERA PARA GRANDES RECITALES, COMO EL QUILMES ROCK, PERO CUANDO COMEN­ZARON A RECIBIR EL LLAMADO DE LA ENTIDAD POR SUS ESPECTÁCU­LOS VIRTUALES -QUE NO TIENEN MÁS DE 25O ES­PECTADORES-, SE PRENDIÓ LA LUZ DE ALERTA.

Temas Relacionados

Cuarentena