Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/159955
TRADICIÓN EN EL DÍA DEL PADRE

Más de 1.300 personas visitaron el cementerio local

Operativos de tránsito y con­trol de tempe­ratura en los ingresos.  

Desde el miércoles pasa­do los cementerios munici­pales abrieron sus puertas para recibir a las personas que en el marco del Día del Padre buscaban visitar los camposantos San Juan Bau­tista y San Isidro. Según los datos a los que pudo acceder NORTE de Corrientes, des­de el viernes los cupos para el domingo estaban comple­tos en el primero de ellos. La Comuna decidió que cada 45 minutos podrían ingresar grupos de entre 50 y 70 per­sonas, como máximo. 

La mañana de ayer co­menzó con el primer grupo, que ingresó a las 8 y salió 45 minutos más tarde, de allí en más el movimiento fue constante durante toda la mañana. Oraciones, arre­glos y flores fueron parte de una tradición que se man­tiene vigente.

Las visitas se podrán rea­lizar hasta mañana -inclu­sive- de 8 a 16.30, y deben solicitar turno previo, ya sea por la página web de la Mu­nicipalidad o bien por vía telefónica al 0800 del Mu­nicipio, también de manera presencial en la administra­ción de los cementerios, que en la jornada de ayer montó un fuerte operativo de con­trol en las inmediaciones de los camposantos, para evitar la aglomeración de gente, la que debía llegar hasta allí munida del turno respectivo -ya sea digital o impreso- y su DNI. Previo al ingreso se realizaba la toma de tempe­ratura y se ofrecía alcohol, además de controlar que usaran barbijos.

Entre las normativas para la visita que se debieron respetar estaba que cada persona tenía 45 minutos para permanecer dentro del lugar, se estimaba que nece­sitaría unos 30 minutos para estar en el lugar y otros 15 para movilizarse. 

Fuentes municipales con­sultadas explicaron que du­rante la semana la afluen­cia fue importante, ya que la gente buscó ir unos días antes para arreglar los es­pacios. “Es una tradición la gente siempre viene unos días antes, para poner en condiciones las tumbas, porque siempre en días como el de la madre o del padre se acercan las familias completas, sabemos de esta tradición y quisimos acom­pañarlos”, explicó un vocero del área de defunciones de la Municipalidad. 

También en las inmedia­ciones estuvieron los ven­dedores de flores, quienes -manteniendo la distancia social- pudieron tener una jornada de ventas como lo hacen todos los años.

“Buscamos generar las mismas condiciones cultu­rales de siempre, en las in­mediaciones al cementerio, pero manteniendo los re­caudos necesarios”, explicó una de las fuentes consul­tadas. 

Se estima que en la jorna­da de ayer unas 1.300 perso­nas pasaron por el cemente­rio San Juan Bautista, mien­tras que las cifras para el San Isidro, del barrio Laguna Brava, fueron considerable­mente menores, llegando a unas 700 en todo el día. En ambos casos, a las 16.30 in­gresó el último grupo

Temas en esta nota

Día del Padre