Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/160242
EFECTIVOS ASFIXIARON A UN SUPUESTO LADRÓN

Alerta del Gobierno ante la brutalidad policial en la provincia de Tucumán

Intervendrían en la investigación de la muerte de un hombre acusado de robo en Tucumán. Los familiares de­nunciaron hostigamientos.

COR300620-013F01.JPG

El titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti, indicó que el organis­mo podría intervenir en la investigación del homicidio de Walter Nadal, quien fue asfixiado por policías que pretendían detenerlo en San Miguel de Tucumán, tras un robo.

“Estamos siguiendo con atención la investigación judicial que debe determi­nar el motivo de la muerte de Walter Nadal en Tucu­mán, luego de ser arrestado por la Policía. Estamos en permanente contacto con la Fiscalía a cargo y con el abogado de la familia”, in­dicó el funcionario. Tam­bién consideró indispensa­ble que “‘se avance sin dila­ciones con los peritajes y el resto de la pruebas”. Es que, si bien los resultados de la autopsia indican que Nadal murió por asfixia, toda­vía están a la búsqueda de testigos para poder sumar elementos en el proceso judicial, indicaron fuentes oficiales.

En tanto, la hermana del fallecido aseguró ayer que él era hostigado por la Poli­cía y pidió que apartaran de la fuerza a los seis agentes involucrados. “Queremos que todo esto se esclarez­ca, más allá de que él haya robado o no, no justifica­mos la manera”, indicó, para luego denunciar que su hermano era hostiga­do permanentemente por efectivos policiales. El he­cho ocurrió el miércoles pasado, alrededor de las 12, en la esquina de Crisósto­mo Álvarez y Congreso, en pleno centro de Tucumán, cuando un hombre comen­zó a gritar porque aparen­temente había sido víctima de un robo, por el cual acusaba a Nadal.

En la persecución par­ticiparon la agente Jéssica Gómez, el oficial Cristian Fernando Gómez y las agentes Diana Suárez y Claudia Vizcarra, quienes se hallaban realizando tareas de prevención en bicicleta. Finalmente Na­dal fue alcanzado en la ca­lle Las Heras por otros dos compañeros de la fuerza, Josué Molina y Melanie Ma­riel Caliva, que ya lo pusie­ron contra el piso.

El episodio fue filmado por teléfonos celulares, y se observa que el hombre pe­día ayuda porque no podía respirar, mientras era mal­tratado por los efectivos.

Oficialmente la Policía informó que el hombre fa­lleció como consecuencia de un infarto, pero la autop­sia reveló que la causa de la muerte fue la asfixia. En el contexto del caso, la fiscal Adriana Giannoni no or­denó detener a los policías involucrados.

El caso es idéntico al ocu­rrido en la ciudad de Min­neapolis, Estados Unidos, y generó una escalada de protestas -a nivel mundial- por la brutalidad policial.s