Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/161305
LA MIRADA DE LOS EMPRESARIOS LOCALES

El teletrabajo es ley, la aplicación efectiva demandará un cambio

Lo aprobó el Congreso, pero el debate no está cerrado. En el sector de servicios y producción advierten que se necesitará tiempo.

La nueva ley de Teletrabajo busca regularizar la situación de quienes hace varios meses vienen trabajando desde sus casas. La pandemia apuró una modalidad que en el mundo ya se hacía sentir desde hace tiempo. NORTE de Corrientes dialogó con referentes de diversos sectores, quienes expresaron su postura al respecto, coincidiendo en general que se trata de un cambio cultural que llevará tiempo.

“Es una ley controvertida”, comenzó explicando Carlos Gold, referente de estaciones de servicios, un rubro que si bien mayoritariamente necesita de la actividad presencial, destaca que alrededor del 10% del personal administrativo podría utilizar la ley. “Todos los que desarrollamos actividades de servicios necesitamos la atención personal, el contacto cara a cara. Esta es una variante laboral que se aplica poco y que es en general controvertida”, resumió.

Por su parte, desde la industria textil, Raúl Esquivel destacó que tras conocer la ley observan que actualmente tendrá poca aplicación para el sector industrial de Corrientes. “Creemos que en Buenos Aires los diseñadores textiles sí podrán comenzar a usarla; pero nosotros por el momento seguimos con el sistema de operarios de máquinas y eso nos obliga a estar presentes, no hay un trabajo manual que se pueda hacer”, resaltó. Y destacó: “Sabemos que el mundo está yendo hacia un lugar donde las tecnologías son las que hacen todo, pero aún falta tiempo para que las apliquemos a nuestro sector”.

Desde La Bancaria, Juan Lescano destacó: “La ley de Teletrabajo era necesaria, hoy tenemos una gran cantidad de actividades que ya se están haciendo fuera de los bancos; todo lo relativo a ventas y atención al público ya se está aplicando inclusive en Corrientes”.

Por su parte, desde el sector de gastronómicos y hoteleros consideran que la modalidad no se adecua a las necesidades ya que se trata de tareas presenciales. Será una buena oportunidad para varios sectores, pero no para nosotros”, resumió Lucía Tabeni, referente de hoteleros de Corrientes.

El sector de pymes mira con desconfianza la ley, ya que destacan que en medio de una situación crítica como la que se está atravesando, la mayor cantidad de exigencias recae en los empleadores, que en este caso están haciendo importantes esfuerzos para mantener sus pequeñas y medianas empresas en pie.

ENCUESTA

Hace un mes, la Asociación de la Producción Industria y Comercio de Corrientes (Apicc) y la Federación Económica de Corrientes (Fecorr) lanzaron una encuesta a empresarios y comerciantes de toda la provincia, mediante la cual buscaron conocer la realidad laboral y las perspectivas económicas, de cara a la segunda mitad del año.

Entre los puntos que hace referencia la encuesta local se destaca que respecto al teletrabajo, se observó que el 38% de los consultados respondió que actualmente no utiliza esa modalidad, mientras que el 23% indica que la productividad respecto a la presencial es inferior, el 27% asegura que la productividad es igual y el 12% sostiene que la productividad es mayor.

La información permitió observar no solo el uso de la modalidad en los comercios y servicios, sino también conocer cómo analizan los distintos sectores la utilización del trabajo a distancia.

Consultados los referentes de ambos sectores, coincidieron en afirmar que por el momento el empresariado local no se vuelca al uso del teletrabajo, el cual está pensado con mayores réditos para las grandes ciudades donde el trabajador debe recorrer grandes distancias, lo que le demanda no solo una fuerte inversión económica, sino también tiempo.

“No cabe duda que será una realidad para todo el mundo, pero en Corrientes no tendrá un fuerte impacto”, adelantó Carlos Vasallo, desde la Apicc.

Lo concreto es que con la aprobación de la ley, quienes decidan aplicarla, aun luego del fin de la pandemia, deberán ajustarse a las disposiciones que fueron regladas en el Congreso de la Nación. El proyecto, cuestionado por la oposición y sectores empresarios, no tuvo cambios, salió como quería el Gobierno del FdT.s