Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/163569
EXPUSO EN EL 56º COLOQUIO DE IDEA VIRTUAL

Guzmán dijo que no devaluarán y que el cepo “no se puede sacar”

Ante los empresarios adelantó que habrá cambios en la operatoria del dólar contado con liquidación, que se utiliza para las operaciones.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, ratificó ayer que no habrá devalua­ción en la Argentina y ade­lantó que habrá cambios en la operatoria del dólar contado con liquidación, al hablar ante los empresarios del Coloquio de Idea.

“Habrá un cambio de dirección en la política de control de capital del dólar contado con liquidación (CCL), que es el que utilizan las empresas para sus ope­raciones”, señaló.

Consideró que “el blue y el contado no importan de forma directa, sino por las expectativas. Esos tipos de cambio están en valores que no representan la realidad de la Argentina”.

Con relación a la infla­ción, dijo que caerá “alre­dedor de 20 puntos con res­pecto a 2019” y sostuvo que “mes a mes la realidad ha estado más alineada con los pronósticos del Gobierno, que con los del mercado”.

Garantizó que el Gobierno tiene “los instrumentos para mantener la política cam­biaria”, pero admitió que el cepo “no se puede sacar”.

“No se pueden sacar los controles de capitales hoy tal como están las reservas”, dijo el ministro.

Igual, aclaró que “hay 41.000 millones de dólares en el Banco Central, de los cuales una parte importante se puede hacer líquida de un momento a otro”, y conside­ró que “la situación del dólar oficial es distinta a la del pa­ralelo, tanto en el blue como el liqui”.

“Esos tipos de cambio hoy están en valores que no representan la reali­dad argentina, que no es un país de ingresos bajos, sino de medios”, sostuvo Martín Guzmán.

El ministro reconoció que “se han generado tensiones en esos mercados y expec­tativas que explican esa brecha, pero no representan la realidad argentina. Si mi­rás la evolución del IPC no está atada a la evolución del blue”, indicó.

El jefe del Palacio de Ha­cienda recordó que el cepo cambiario fue “puesto por la administración anterior” y consideró, además, que se “han generado tensiones en esos mercados y expec­tativas que explican esa bre­cha”.

Adelantó que habrá me­didas para intentar mini­mizar la volatilidad en las cotizaciones alternativas y afirmó que, en el marco de un nuevo programa con el FMI, se enviará al Congreso una propuesta para consoli­dar un sendero de equilibrio fiscal y reducir la emisión de pesos del Banco Central con el que se financia la econo­mía.

Guzmán sostuvo que el Gobierno está haciendo una “administración de una emergencia económica que se profundizó en el contexto de la pandemia, y al mismo tiempo hay un progreso só­lido en temas fundamen­tales para ordenar la eco­nomía argentina”, entre los que mencionó la reestructu­ración de la deuda externa. 

“Argentina no es un país de ingresos bajos, es un país de ingresos medios. No es un país de 4.500 dólares por habitante, definitivamente es un país de ingresos más altos. Lo que se ha generado por la pandemia y el frente fiscal son tensiones y ex­pectativas que explican esa brecha, pero no representan la realidad argentina”, sos­tuvo.

Cuando se le preguntó si no iba a haber devaluación, el ministro Guzmán res­pondió: “Correcto, en lo que hace a la política para el tipo de cambio oficial es la que venimos manteniendo, un tipo de cambio real estable. 

El tipo de cambio de refe­rencia para finales de 2020 es $81,40 y para finales de 2021 es $102,40, como dice en el Presupuesto”.

En cuanto a las restriccio­nes para la compra de mo­neda extranjera, Guzmán reiteró que “el dólar ahorro no se prohibió, sigue y se­guirá vigente, sino que se encareció y se hizo más di­fícil el acceso”.