Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/164496
TRAS UN DEBATE INTENSO, HUBO FESTEJO DE LOS MILITANTES 

Impuesto a la riqueza: se aprobó con el apoyo unánime de los diputados del FdT

La iniciativa recibió 133 votos posi­tivos y 115 negativos. La provincia aportó 3 a favor y 4 en contra. Ola de críticas empresariales. 

COR191120-006F02.JPG

El oficialismo le dio media sanción el miércoles a la ma­drugada al Aporte Extraor­dinario a las Grandes For­tunas, un nuevo impuesto que alcanza a las personas con patrimonios mayores a $200 millones, y que recibió fuertes críticas de sectores empresariales y del campo.

Al tratarse de un impues­to, aunque por única vez, el proyecto necesitaba mayo­ría calificada para aprobar­se. Es decir 129 votos afir­mativos de los 257 legislado­res de la Cámara baja.

La iniciativa recibió 133 votos a favor, 115 negativos y 2 abstenciones de la Izquier­da. Los diputados correnti­nos Jorge Romero, José Pitín Ruiz Aragón y Nancy Sand, pertenecientes al kirchne­rismo-PJ por Corrientes acompañaron la iniciativa. Mientras que Sofía Brambi­lla e Ingrid Jetter por el PRO, votaron de manera negativa, junto con los radicales Este­la Regidor y Jorge Vara que también lo hicieron en esa línea. 

El oficialismo contó con el apoyo casi íntegro de los dos interbloques federales (con excepción de la lavagnista Graciela Camaño). Juntos por el Cambio lo rechazó, aun­que dos diputados jujeños que responden al goberna­dor radical Gerardo Morales decidieron acompañar al oficialismo.

“No se trata solo de la pandemia sino también del país que recibimos”, defen­dió el proyecto Máximo Kir­chner -quien cerró el debate en forma virtual- y apun­tó contra el ex presidente, Mauricio Macri.

Pasadas las 23, Máximo Kirchner dejó el recinto para aislarse de manera preven­tiva porque le comunicaron que había dado positivo de coronavirus “un contacto estrecho”, confirmó él mis­mo en su discurso.

El jefe del interbloque de Juntos por el Cambio, Ma­rio Negri, consideró por su parte que la iniciativa “es in­eficaz por más que tenga un nombre bonito y sea épico”. Dentro del interbloque de Juntos por el Cambio, dos diputados acompañaron al oficialismo. Se trata de Ga­briela Burgos y Jorge Riz­zotti, ambos del radicalismo jujeño, que responden al go­bernador Gerardo Morales. El grueso de ese espacio, por el contrario, se opuso a la norma, al considerarla con­fiscatoria y perjudicial para las inversiones empresarias.

PREOCUPACIÓN 

El sector privado mostró su descontento en las horas previas al tratamiento de la iniciativa en el Congreso. Por un lado, los empresarios desconfían de que el im­puesto a las grandes fortu­nas sea aplicado “por única vez” y, por el otro, advierten que puede derivar en menor inversión.

La posibilidad de recurrir a la Justicia para que defina si hay confiscatoriedad está latente. El impuesto afectará a las personas humanas con patrimonios superiores a los $200 millones. Para ello se aplicará una tasa progresiva que se elevará al 2,25% en casos de fortunas entre 300 y 400 millones de pesos, al 2,50% entre 400 y 600 mi­llones de pesos y al 2,75% 600 a 800 millones de pe­sos.

Los fondos recaudados tienen afectaciones especi­ficadas: un 20% se utilizará para gastos de medicamen­tos y vacunas; otro 20% para brindar créditos y ayu­da a las Pymes; un 20% para el Programa de becas Pro­gresar; un 15% para el fon­do para urbanizar barrios populares y otro 25% para hacer obras y equipar a YPF para producir y envasar Gas Natural.s