Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/164553
PROPONE CAMBIAR LA FORMA DE VOTACIÓN

El kirchnerismo moldea en el Congreso un procurador para CFK

Avanza en la reforma de la ley por la cual se designa el jefe de los fiscales. Revela el enfrentamiento con el pre­sidente Fernández.

descarga (16).jfif

La bancada del Frente de Todos en el Senado de la Nación, es decir la falange que responde directamente a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, dio otro paso hacia la modifica­ción de la ley que establece el mecanismo de elección del Procurador General de la Nación, el jefe de los fis­cales, cargo actualmente vacante y para el que fue propuesto el juez federal Daniel Eduardo Rafecas. Sin embargo, el pliego enviado por el presidente Alberto Fernández está congelado porque no hay consenso, y el kirchnerismo avanza con una reforma de la ley para que a la hora de votar no se necesite de un acuerdo con la oposición. 

Ayer el oficialismo puso a la firma el dictamen para un proyecto que propone que el procurador general sea elegido por mayoría abso­luta del Senado en lugar de dos tercios que se necesitan hoy. También propone que una Comisión Bicameral del Congreso tenga mayor con­trol sobre esa tarea. El kir­chnerismo apura el trámite, tiene intención de llevar el expediente al recinto la se­mana próxima. Seguramen­te provocará batifondo. 

¿Por qué es importante este tema? El Procurador General de la Nación es el que gobierna sobre los fisca­les, quienes a su vez son los encargados de llevar adelan­te la acción penal. Con un procurador holgazán o dis­traído las causas pueden te­ner cualquier destino. Cris­tina Fernández de Kirchner sería una gran beneficiada, como ya lo fue con las deci­siones de la Oficina Antico­rrupción que desistió de ser querellante. Allí “trabaja” Félix Crous, un ex fiscal sim­patizante del movimiento Nac&Pop. Lo mismo podría suceder con la Procuraduría General de la Nación, pero para eso necesita cambiar las reglas de elección.

Hasta ahora el Procurador General se elige con los dos tercios del total de integran­tes del Senado, eso obliga al oficialismo a conseguir un acuerdo con la oposición. El kirchnerismo en lugar de los dos tercios propone que se elija con mayoría absoluta, es decir la mitad más uno: 37 votos. Tiene asegurado ese número, de tal modo que así se garantiza poner el candidato de su agrado. Que en este caso sería del agrado de CFK, imputada en cinco causas que van a camino a juicio.

En la reunión de la Comi­sión de Justicia del Senado, el Frente de Todos presentó la propuesta, que además acota a cinco años el manda­to del procurador y estable­ce que no puede ser elegido en el período de la elección presidencial, y aspira a apro­barla en el recinto la semana próxima. Por su parte, Jun­tos por el Cambio rechazó el proyecto por entender que el jefe de los fiscales “pasa a ser el procurador de una fracción política y no del Es­tado argentino” y estar suje­to a “una mayoría circuns­tancial” del Parlamento.

El rionegrino Alberto We­retilneck deslizó que el pro­yecto se va a “votar la sema­na que viene”, lo que sugiere que el oficialismo podría convocar a una sesión para el próximo viernes. El deba­te se dará en momentos en que permanece congelado en la Cámara alta el pliego de Daniel Rafecas, propues­to por el presidente Alber­to Fernández como nuevo Procurador General, cargo que ejerce interinamente Eduardo Casal, a quien el kirchnerismo busca re­mover. Rafecas ya dijo que no será procurador sin consenso (los dos tercios), pero lo llamativo es que el kirchnerismo no mueve un dedo por el pliego del Presidente.s

Carta filosa de los fiscales 

Al menos 80 fiscales, de distintos fueros, firmaron una carta en la que expresan su rechazo a la posibilidad de que se modifique la forma en que se elige al Procurador General de la Nación y consideraron que si se reduce la cantidad de votos necesarios para hacerlo, “sería una in­volución”. Los integrantes del Ministerio Público plantea­ron su postura en una misiva dirigida al presidente de la Comisión de Justicia y Asuntos Penales del Senado, Oscar Parrilli, quien es además la mano derecha de Cristina Fer­nández de Kirchner, la autora intelectual de esta movida.

Los firmantes explicaron que la ley del Ministerio Pú­blico “cuidó de cumplir este mandato y estableció que el Procurador General de la Nación debía ser nombrado con acuerdo del Senado, con los dos tercios de los presentes. La ley quiso que su designación surgiera de una concerta­ción de las fuerzas políticas y de la representación federal que tiene ese cuerpo”, agregaron.

En concreto, criticaron el intento de modificación de la elección del jefe de los fiscales, que podría pasar a necesi­tar de una mayoría simple en la Cámara alta. “La mayoría simple, significaría refrendar un Procurador por un mis­mo partido o coalición de gobierno a la que pertenece el Poder Ejecutivo que lo propone, significando una involu­ción; un retroceso a la situación anterior a la Constitución del año 1994”, resumieron.s