Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/164554
EL PARANÁ SIN AGUA 

La fauna íctica en riesgo por la prolongada bajante del río

Especialistas de la UNNE advierten que llevan tres años sin desoves. Además dicen que el estrés y el déficit alimentario es crítico. 

COR211120-012F02.JPG

La bajante del río Paraná preocupa a los especialistas por la extrema vulnerabili­dad en la que se encuentran los peces. “Son tres años sin desoves, estrés y déficit de alimentos”, dijo Juan Pablo Roux, del Instituto de Ictio­logía del Nordeste (Inicne-Unne). 

Hoy descartan que la ac­tual temporada 2020-2021 genere un ciclo reproduc­tivo óptimo en los peces, con lo cual se acumulan tres períodos reproductivos sin éxito. “Para la primera parte del 2021 aún no hay perspectivas ciertas de recu­peración del caudal del río lo cual posiciona al recurso íctico en extrema vulnera­bilidad”, explicó Juan Pablo Roux, quien comentó que estudios realizados en el río este año demuestran ade­más, evidencia en los peces de estrés por el déficit hídri­co y déficit de alimento pri­mario para toda la cadena trófica.

En los últimos meses fue­ron destacadas las imágenes de los grandes ejemplares capturados en el río Para­ná, que principalmente son frutos del período de gran reproducción de la creciente de finales de 2009 y primer semestre de 2010, cuando el río Paraná registró un tiem­po óptimo de creciente por encima de los 5 metros de altura, asimismo ejemplares de menor talla con edades que rondan los 4 a 6 años. Como contrapartida, no se ven tantos ejemplares pe­queños, pues el río Paraná lleva ya tres años o períodos sin condiciones para la re­producción de los peces.

Fueron las temporadas 2017-2018 y 2016-2017 las últimas en la que se regis­tró un “desove mediano y algo de reproducción”, con desove con condiciones hídricas favorables, y por consiguiente, reclutamiento de una nueva población de peces gracias a que dichas larvas fueron a alojarse al valle aluvial durante su pri­mer año de vida.

Para explicar la relación entre la dinámica del río y el ciclo de los peces, Roux detalló que el Paraná com­prende dos elementos que no siempre se tienen en cuenta: el canal principal y el valle aluvial compuesto de riachos, lagunas y pequeños cursos de agua.

Los peces a lo largo de su vida necesitan pasar por distintos estadíos, en los cuales viven en el valle alu­vial o en el cauce principal. La mayoría de las especies hacen migraciones de corto trayecto para alimentarse y reproducirse.

Caracoles Africanos

El Ministerio de Ambiente de la Nación declaró al caracol gigante africano, focalizado en las provincias de Corrientes y Misiones, como dañino y perjudicial para la conservación de la biodiversidad, las actividades productivas y la salud humana por ser una especie exótica invasora y hospedadora de ciertos tipos de gusanos, potenciales causantes de enfer­medades zoonóticas. Por ello, diseñará un plan para la pre­vención, erradicación y control de este molusco para lo cual conformará un grupo de trabajo junto a Parques Nacionales, el Senasa, el Instituto de Medicina Tropical y autoridades provinciales. 

El caracol “Achatina fulica”, originario del este de África, se introdujo en América por la acción del hombre quien facilitó su rápida dispersión. En Argentina fue registrado por primera vez en 2010 en Puerto Iguazú, Misiones, luego se detectó en Corrientes, son los únicos focos reconocidos hasta el momento. Advierten que genera impactos severos sobre la diversidad biológica. s