Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/165950

La inflación en el juego diario

El economista Diego Piccardo consideró que la Argentina “estará destinada a convivir con altos niveles de inflación siempre que el déficit fiscal se encuentre presente”.

 

™La expectativa está centrada en el informe que el Indec dará a conocer el jueves respecto a la inflación del año pasado, signado por la pandemia y la crisis de la herencia administrativa, de la que el Gobierno hace hincapié al momento de explicar sus proyectos para la gestión, que ya lleva más de un año.

Es así que el organismo nacional difundirá este jueves el dato de inflación del 2020, que habría rondado el 35% según estimaciones del Ministerio de Economía, mientras consultoras privadas advirtieron sobre una aceleración de los precios en el primer trimestre de este año.

 La inflación pasará de un promedio del 3,5% para el cuarto trimestre del 2020 al 3,9% en el primer trimestre del 2021, indicó un informe de la Fundación Libertad y Progreso, que ayer dio cuenta la agencia Noticias Argentinas.

 En tanto, un reporte de la universidad Umet estimó que en diciembre la inflación se aceleró al 4,3% y alcanzó el mayor valor del año. 

 Para la entidad, el 2020 terminó con una inflación acumulada del 35,7%, un poco por encima de las proyecciones oficiales.

 “Si bien esto representa una desaceleración de 16,3 puntos respecto del 52% alcanzado en 2019, la dinámica de los últimos meses es preocupante”, advirtió la entidad educativa.

 Para Libertad y Progreso, el 2020 cierra su último trimestre con una inflación promedio de aproximadamente el 3,5% mensual, dejando un fuerte arrastre para el inicio de este año. 

 “En los próximos meses Argentina convivirá con altas tasas de inflación mensuales que promediarán el 3,9% en el primer trimestre del año”, indicó la entidad. 

 Iván Cachanosky, economista jefe de Libertad y Progreso, advirtió que el Gobierno “continúa tomando medidas de parches en lugar de soluciones de fondo”.

 “Se ve claramente el tironeo entre el FMI, que le sujeta el brazo a Martín Guzmán para que reduzca el déficit fiscal en el 2021, y el ala kirchnerista de la coalición gobernante, que le tira del otro para patear los ajustes para después de las elecciones”, señaló.

 Diego Piccardo, otro de los economistas de esa fundación, consideró que la Argentina “estará destinada a convivir con altos niveles de inflación siempre que el déficit fiscal se encuentre presente”.

 Sostuvo que las fuentes de financiamiento “brillan por su ausencia” por los desequilibrios macroeconómicos, por lo que “se continúa siendo altamente dependiente de la emisión monetaria por el momento”. “El problema es que la economía difícilmente resista los mismos niveles de emisión del 2020 este año, por lo que una fuerte emisión tendrá un correlato más fuerte en la inflación en el 2021”, alertó.

 Para la Umet, en tanto, “la cuestión inflacionaria será uno de los temas fuertes del 2021”. 

 “Abordarla exitosamente será clave para una recuperación ordenada en la que el salario real pueda subir sostenida y sosteniblemente”, indicó la entidad.

Los datos tendrán un elemento clave de cara al año administrativo y electoral: resultará de impacto para la gestión económica y de elemento de primera instancia de discusión para la campaña electoral.

En el medio, la situación de la población que padece los efectos reflejados en este índice y que muchas veces sale de la consideración de las medidas urgentes. La resolución de los problemas económicos con la mirada puesta en la gente parece lejana, en un país con todo para poder superarlos en un mediano plazo.