Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/167858
FUE LLEVADA DE SANTO TOMÉ A ELDORADO, MISIONES

Jueza dio la guarda de hija a médico acusado de violento

La doctora María Zovak otorgó el beneficio a E.J.C. conocido por ser además piloto de carreras. Norte habló con la madre y denunciante. 

acceso a santo tome 1.jpg

Una jueza de Santo Tomé quedó envuelta en una con­troversia luego de haber emitido una resolución por la cual entregó la guardia compartida de una menor a su padre (residente en la lo­calidad misionera de Eldo­rado), quien tiene dos de­nuncias penales efectuadas con anterioridad por su ex pareja y madre de la niña. El caso ha sido ventilado por la mujer, llamada María Luisa Toledo, una kinesió­loga que ejerce su profesión en dicha localidad del no­reste de la provincia y tiene en el centro de la polémica a la doctora María Dionisia Zovak, a cargo del juzga­do de Civil y de Menores, quien a fines del año pasa­do ya había sido señalada por presuntas irregularida­des. 

NORTE de Corrientes se comunicó con María Tole­do, quien explicó que había denunciado por violencia de género a su ex marido E.J.C. -un anestesiólogo de cierta fama por ser además piloto de carreras de auto­móviles en Misiones- en 2015 luego de haber inicia­do los trámites de divorcio un año antes. La causa reca­yó en el juzgado de Instruc­ción local pero según mani­festó la denunciante “que­dó en nada”. Sin embargo, durante ese tiempo la hija -por entonces de 3 años- que habían tenido juntos permaneció con la madre con esporádicas visitas del progenitor y contadas oca­siones en que la llevaba de visita. 

En 2020 los problemas volvieron a emerger y lleva­ron a que Toledo realice una segunda denuncia penal contra E.J.C. esta vez por el presunto delito de “impedi­mento de contacto”. Según dijo a este diario el médico -quien trabaja en el hospi­tal de Eldorado- se llevó de visita a la niña pero esta vez su estadía se prolongó más que cualquier otra ocasión, hasta que se convirtió en meses. Ante la negativa de devolverle a su hija decidió acudir a la Justicia. “Recién ahí me devolvió a mi hija, después de hacer la denun­cia, habían pasado ya cinco meses”, relató. 

Ya en marzo de este año, la jueza Zovak emitió un dictamen por el cual otor­gaba a E.J.C. la custodia compartida de su hija, por lo que volvió a mudarse con él a la vecina provincia. Más allá de que sé que mi hija está con el padre, ni yo ni la Justicia sabe con quié­nes más está, cómo vive y quién se hace cargo de ella cuando el padre no está”, consideró Toledo. Y agre­gó: “La jueza resolvió dar­le la tenencia compartida, es algo que no se entiende porque Eldorado está a 400 kilómetros de Santo Tomé”. 

Por tal motivo mediante su abogada la mujer recu­rrió a la instancia de apela­ciones para intentar rever­tir la situación y poder re­cuperar a su hija, mientras tanto a través de sus redes sociales y en declaracio­nes a medios periodísticos digitales de Santo Tomé ha difundido su caso para que tome conocimiento la opinión pública sobre el desempeño y las medidas que adopta la jueza Zovak. En diciembre del 2020 se había conocido que habían iniciado un sumario admi­nistrativo a la magistrada por presuntas irregulari­dades en la tramitación de guardias de menores. “Zo­vak habría otorgado guar­das provisorias de meno­res en forma incorrecta no cumpliendo los plazos ni con el procedimiento. In­dican que no se atendió lo que decían los menores, no se les intentó revincularlos con la familia, cuando estos pedidos eran de los niños”, consignaron en su momen­to fuentes confiables. 

En una carta abierta difundida por Facebook Toledo narró: “En el 2015 recibí amenazas que nos iba a prender fuego, realicé las denuncias penales con pruebas sin que la Justicia actuara. Se acordó un ré­gimen de visitas pero fue utilizado para manipular a nuestra hija y someter­la psicológicamente con extorsiones y amenazas”. Además aseguró que “dic­támenes médicos obran­tes en el proceso civil que corroboran lo expresado” y que la jueza Zovak “omi­tiendo la pericia psiquiátri­ca del progenitor que lo de­fine cómo obsesivo, contro­lador, manipulador, decide alejar a mi única hija que desde su nacimiento y has­ta ahora vivió conmigo”. s

“Quién cuida a mi hija”

“Más allá de que sé que mi hija está con el padre, ni yo ni la Justicia sabe con quiénes más está, cómo vive y quién se hace cargo de ella cuando el padre no está. La jueza resolvió darle la tenencia compartida, es algo que no se entiende porque Eldorado está a 400 kilómetros de Santo Tomé. Son de las cosas más graves e inviables de entre los reclamos que tengo hacia a la Justicia”, dijo a NORTE de Corrientes, María Toledo, la denunciante.