Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/168406
PREMIO “BUEN DISEÑO ARGENTINO”

Diseñadores correntinos fueron distinguidos a nivel nacional

Es el tercer año consecutivo que lo­gran este reconocimiento por sus prendas confeccionadas de manera ecológica y artesanal.

COR290421-013F03.JPG

Una marca correntina ob­tuvo por tercer año conse­cutivo, el sello “Buen Dise­ño Argentino” otorgado por el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación. 

“Es la tercera edición consecutiva en la que reci­bimos este premio nacional. El primero de ellos fue en 2018 con ‘Pechera porá’ y en 2019 con la línea de collares ‘Cascada’. Este año, el reco­nocimiento nos lo dieron tanto en indumentaria con ‘Poncho katé’” y en acceso­rios con la línea de collares ‘Cascada’”, dijo a NORTE de Corrientes María Laura Custidiano, diseñadora co­rrentina. 

“Para nosotros -acotó Gustavo Gómez Navarro al respecto-, este recono­cimiento es de gran moti­vación ya que nos impulsa a seguir adelante y ver que todo el esfuerzo realizado tiene su recompensa, so­bre todo en un tiempo tan difícil como el que vivi­mos, donde la creatividad e incluso la producción en muchos casos se ve para­lizada por la pandemia de covid-19”. 

Estas confecciones -cabe destacar- son realizadas con productos textiles 100% al­godón, estampación arte­sanal con óxidos, teñidos con tintes naturales de té, bordes destejidos en forma de flecos, cuello delantero y trasero con cortes iguales, el cual permite la rotación de la prenda para distintos usos y son prendas con­feccionadas bajo concepto sustentable y neoartesanal en el que se combinan pro­cesos industriales con ope­raciones manuales. 

Y, con respecto a los ac­cesorios, surge a partir del reaprovechamiento de re­manentes de textiles de al­godón (generados durante el proceso de confección de prendas en talleres y coo­perativas) y de descartes de maderas de la industria forestal de la región lito­ral. “Están pensados como complemento ideal para la vestimenta, ya que se desta­ca por su adaptabilidad a los atuendos de distintos esti­los y la calidez que aportan a los mismos su gama de co­lores, resultado de la fusión entre los textiles teñidos con tintes naturales (yerba mate, cáscara de cebolla y té) y las distintas tonalida­des de las maderas. 

“Según la Conferencia de la ONU sobre comercio y desarrollo, la industria de la moda es la segunda más contaminante del planeta, sus especialistas y muchos otros expertos consideran que esta tendencia es res­ponsable de una amplia gama de efectos negativos en el ámbito social, econó­mico y laboral, y subrayan la importancia de garanti­zar que la ropa se fabrique de la manera más sosteni­ble y ética posible”, finalizó Laura Custidiano en diálogo con este medio al explicar la importancia que tienen es­tos productos y el origen de su confección. s