Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/168465
FUSTIGAN CONTRA LOS PRECIOS CONGELADOS 

Empresarios piden acuerdo político, económico y social

Varios referentes de la industria ali­menticia se manifestaron a favor de una canasta básica. Advierten que la inflación condiciona el panorama. 

precios.jpg

Los empresarios se mues­tran muy críticos de las úl­timas medidas que tomó el oficialismo. El titular de la Coordinadora de las Indus­trias de Productos Alimen­ticios (Copal), Daniel Funes de Rioja, aseguró que espe­ra acordar con el Gobierno una canasta básica con el fin de facilitar su acceso a los sectores de menores re­cursos y “que el resto vaya a una política de libertad de precios”. 

En ese escenario, el tam­bién vicepresidente de la Unión Industrial Argentina (UIA) destacó la necesidad de poner en marcha un “acuerdo político, económi­co y social”. Y agregó: “No podemos pensar en precios si no es en términos de esta­bilidad macroeconómica”, evaluó el empresario, quien advirtió que “la inflación condiciona todo”. 

Argumentó que afecta en primer lugar a “la inversión” y además “hace imprevisi­bles los costos desde el pun­to de vista productivo”.

En diálogo con el progra­ma “Aire de Campo” emiti­do por Radio Rivadavia, el industrial se refirió a las ne­gociaciones entre el Gobier­no y las empresas para po­ner en marcha una canasta con precios congelados en medio de la aceleración de la inflación.

La administración de Al­berto Fernández presentó la iniciativa y en los próximos días continuará el diálogo para avanzar en el acuerdo, que será más limitado que el programa Precios Cuidados.

En principio, se propuso que la canasta incluya alre­dedor de 100 artículos, con una duración de tres meses.

“Las empresas están dis­cutiendo en este momento un camino de salida que hemos diagramado con el ministro de Desarrollo Pro­ductivo, Matías Kulfas, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español”, manifestó Funes de Rioja, quien señaló: “Esperamos llegar a un punto de coin­cidencia con respecto a una canasta básica y que el resto vaya a una política de liber­tad de precios”. 

De ese modo, insistió: “No producimos alimentos para no vender”. Y subrayó: “Seguimos muy de cerca los precios internacionales, no solamente los que hacen a nuestro costo. La Argentina en ese sentido está en una posición muy prudente”. 

Recordó que se encuen­tra a favor de un programa como Precios Cuidados y remarcó: “Hay que buscar caminos que faciliten el acceso a la canasta básica a los sectores de menores recursos”. Además, renovó su reclamo por la “presión impositiva de 40 por cien­to sobre alimentos y 50 por ciento sobre bebidas”. 

“Cuando se habla de los costos, hay que sacar eso para ver el costo industrial real”, indicó.

“No estamos a favor de las políticas de congelamien­to de precios”, ratificó y, al referirse a Precios Máxi­mos, sostuvo que en marzo de 2020, con el inicio de la cuarentena, aceptó la ini­ciativa, pese a no compar­tirla, por entender que se trataba de un hecho “excepcional que se hizo crónico”.

“Nos dieron au­mentos de 4 al 10 por ciento con una infla­ción del 36 por cien­to”, fustigó y recalcó: “Creemos que la política de Precios Máximos es el ins­trumento adecuado”.

Mientras que la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, aseguró que están elaborando “junto al Poder Ejecutivo, una batería de políticas integrales que bus­can contener los precios de los alimentos y de los pro­ductos de consumo masivo en general”.s