Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/169250

La pederastia es considerada delito contra la dignidad

El Papa dio a conocer ayer esta decisión.

COR020621-016F01.JPG

El papa Francisco incorpo­ró al Derecho Canónico los delitos de abusos a menores y la posesión de pornografía infantil como crímenes “con­tra la vida y la dignidad”, se­gún una nueva Constitución en materia penal para la Igle­sia publicada este martes por el Vaticano, que busca “res­ponder adecuadamente a las exigencias de la Iglesia en todo el mundo”. La norma­tiva, que entrará en vigencia el 8 de diciembre y requirió más de 12 años de estudio, incorpora también la cri­minalización de los abusos a mayores y las agresiones sexuales cometidas por lai­cos, entre otras modificacio­nes generales que alcanzan también el plano de los deli­tos financieros.

A través de la Constitución Apostólica Pascite Gregem Dei (“Alimenta el rebaño de Dios”), el Papa dio este mar­tes un paso más en su lucha contra la pederastia dentro de la Curia y enfatizó las herramientas penales con las que la Iglesia sancionará esas conductas, que pasarán a estar calificadas como uno de los “delitos contra la vida, la dignidad y la libertad del hombre”.

La modificación penal, que reemplaza normas de 1983, marca el enfoque in­tegral que da el Papa a la problemática de los abusos, penalizando a los autores materiales y también a los encubridores, en un capítu­lo más de la batería legal que Francisco ha ido impulsando desde inicios de 2018. Ade­más, la nueva disposición penal dada a conocer plantea a través de la reforma del Li­bro VI del Código de Derecho Canónico que también serán penalizados ese tipo de deli­tos cometidos por laicos que ocupen funciones en la Igle­sia, que antes quedaban fue­ra del radar de las sanciones vaticanas, y ya no sólo los cometidos por religiosos.

En febrero de 2019, al ce­rrar una histórica cumbre antipederastia, el Papa había considerado “necesario cam­biar la mentalidad para com­batir la actitud defensiva-reaccionaria de salvaguardar la Institución, en beneficio de una búsqueda sincera y decisiva del bien de la comu­nidad, dando prioridad a las víctimas de los abusos en to­dos los sentidos”. s