Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/169318
RECIBIÓ 3 AÑOS EN JUICIO ABREVIADO

Rosario: condenaron por narco al jefe de Inteligencia de la Policía

Javier Makhat fue hallado respon­sable de asociación ilícita, lavado de activos y enriquecimiento ilícito. Su pareja también fue sentenciada. 

COR050621-016F01.JPG

Un ex jefe policial anti­narcóticos de la ciudad de Rosario fue condenado ayer a tres años de prisión y al pago de una multa de $50 millones por integrar una asociación ilícita liderada por un narco y prestarse como testaferro junto a su pareja, de un departamento en un edificio de lujo. 

Se trata del comisario Javier Makhat, otrora res­ponsable del área de In­teligencia de la Policía de Investigaciones (PDI) de Rosario, quien fue hallado responsable de los delitos de asociación ilícita, lavado de activos y enriquecimien­to ilícito mediante un juicio abreviado homologado por el juez José Luis Suárez, consignó un despacho de Télam. La condena era efec­tiva, pero Makhat quedó en libertad por el tiempo que transcurrió detenido en pri­sión preventiva.

El comisario, considera­do miembro de la banda del narco condenado por robo de autos, Esteban Lindor Alvarado, acordó con los fiscales de la Agencia de Criminalidad Organizada llevar a remate una casa de fin de semana que adquirió en la localidad de Funes, lindera a Rosario, y un de­partamento con cochera y baulera en un edificio de lujo llamado “Condominios del Alto”.

Según la sentencia, de­berá abonar una multa de $50 millones y quedó in­habilitado de por vida para ocupar cargos públicos. La participación del comisario en la organización criminal quedó al descubierto, jus­tamente, cuando los fis­cales ordenaron en 2018 allanar ese lujoso de­partamento en busca de pruebas contra Alvarado, y descubrieron que allí vi­vía Makhat con su pareja.

De acuerdo a la in­vestigación, antes había residido en el lugar Rosa Capuano, ex pareja de Alva­rado y también imputada en la causa por asociación ilíci­ta. En el mismo expediente están imputados otros jefes policiales que, según los fiscales Matías Edery y Luis Schiappa Pietra, prestaron colaboración con Alvarado e integraron su organiza­ción criminal.

“Existe un grupo de per­sonas que con sus aportes permitieron construir un permiso estatal contrario a la ley para su beneficio ilí­cito y respecto de las cuales Makhat ejercía influencias de diversa forma”, señala el juicio abreviado.

Los fiscales los acusan de cometer “hechos ilícitos y delictivos tendientes a brin­dar impunidad a los críme­nes violentos ejecutados” por la banda, así como “des­viar las investigaciones ju­diciales y omitir investigar los delitos cometidos por Alvarado”. También de uti­lizar información reservada a la que accedían en su cali­dad de policías para “omitir la localización y detención de otros integrantes” y si­mular operativos policiales “para incorporar informa­ción falsa a las investigacio­nes. Makhat fue condena­do también por lavado de activos al ser considerado testaferro de Alvarado, y enriquecimiento ilícito por la compra en ocho años de una casa de fin de semana en Funes por 60.000 dóla­res y 62.000 pesos de gastos de construcción y el depar­tamento de alta gama que adquirió en $800.000. s