Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/170161
LOS GOBERNADORES GANADORES Y PERDEDORES 

Los recursos nacionales a las provincias y el reparto en el primer semestre del año

En los primeros seis meses, hubo un aumento del 6,5% en general, pero también diferencias de casi 60 pun­tos porcentuales entre distritos.

El Estado nacional trans­firió a las 23 provincias y a la Ciudad de Buenos Aires un total de $1.752.187 millo­nes en el primer semestre, con un aumento nominal del 54,3% en relación con el mismo período de 2020, que deducida la inflación representó un incremento del 6,5% en términos rea­les.

Sin embargo, las trans­ferencias mostraron una marcada disparidad entre los 24 distritos, aun exclu­yendo de la comparación al distrito porteño, el más per­judicado por el recorte a la coparticipación dispuesto a mediados de septiembre del año pasado.

De acuerdo con un infor­me del Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), se registró una brecha de 16,6 puntos porcentuales entre Neuquén, que con una suba real del 23,8% fue el distrito más favorecido en cuanto a transferencias nacionales totales, y Santa Cruz, con el 7,2% de incremento.

Pero ese cálculo exclu­ye a las dos jurisdicciones que en la comparación in­teranual tuvieron caídas de las transferencias recibidas, como fueron la provincia de Buenos Aires, que recibió un 3,7% menos que en el primer semestre de 2020, y la ciudad homónima, con un deterioro real del 34,5%.

En consecuencia, si se consideran a todos los dis­tritos subnacionales, la di­ferencia entre los dos extre­mos (Neuquén y Caba) llegó a 58,3 puntos porcentuales.

Además de Neuquén, las provincias que mostraron los mayores incrementos porcentuales reales en las transferencias totales re­cibidas fueron La Rioja (20,9%), Córdoba (18,6%), Chaco (17,2%), San Luis (16,8%) y Santa Fe (14,7%).

En el lote de las provincias más beneficiadas se destaca la presencia de las tres que contaron en noviembre de 2015 con un fallo favorable de la Corte Suprema: Cór­doba, San Luis y Santa Fe.

Como las tres provincias recibieron de una vez el reintegro del 15% de la co­participación retenida entre 1992 y 2015 -a diferencia del resto, que lo percibió a razón de 3 puntos porcen­tuales por año hasta 2020-, durante cinco años tuvieron los menores aumentos por­centuales en concepto de transferencias automáticas, situación que se normalizó a partir de este año.

Además de Caba y Bue­nos Aires, acompañaron a Santa Cruz en el conjunto de provincias con menores aumentos porcentuales: Entre Ríos (7,7%), Tucumán (9,8%), Salta y Jujuy (10,1% cada una) y Mendoza (10,3%). En ese grupo se en­cuentra Corrientes (11, 3%).

La diferencia en la varia­ción de los recursos entre los 24 distritos obedece a que el Estado nacional realiza habitualmente tanto transferencias au­tomáticas (Coparticipa­ción y otros fondos espe­cíficos) que se ajustan por alícuotas ya establecidas por ley, como no automá­ticas, cuyos valores son dis­crecionales.

El grueso del monto gira­do a los distritos correspon­de a las transferencias au­tomáticas (89,5% del total), en tanto un 10,5% se cana­liza a través de recursos de carácter no automático, con el que en algunos casos se busca compensar algunos desequilibrios.

Por ejemplo, Ciudad de Buenos Aires tuvo una pér­dida considerable de recur­sos con la decisión de recor­tarle los fondos copartici­pables, lo que en los hechos representó una caída del 53,6% en las transferencias automáticas del primer se­mestre.

El distrito gobernado por Horacio Rodríguez Larreta, que fue el más perjudicado con las transferencias auto­máticas, fue a su vez el más favorecido con las no auto­máticas, con un aumento real del 92%.

Como los giros automáti­cos son nueve veces supe­riores a los discrecionales, las transferencias totales a Caba cayeron un 34,5%.

Notas Relacionadas