Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/170367

La crisis y los números en rojo

Con ese panorama, el Gobierno encara el desafío electoral, el de medio tiempo, que tie­ne como objetivo sumar votos en el Congreso.

Pandemia más desaciertos en política económi­ca llevaron a una realidad que complica: el des­equilibrio fiscal llegó a los $297.681 millones en junio. Y esta situación se dio en el marco de los desembolsos para atender las causas de la pande­mia. Es así que en el primer semestre el rojo financiero, incluyendo el pago de la deuda, superó los $500.000 millones.

Con ese panorama, el Gobierno encara el desafío electoral, el de medio tiempo, que tiene como objetivo sumar votos en el Congreso, pero más que nada, sentar las bases para el desafío de 2023 para que, soluciones mediante, se pueda llegar con un marco de credibilidad que sea el motor de la continuidad del espa­cio político en el poder.

Y esta noticia no aporta, pre­cisamente, a este objetivo. Al contrario, impide que lleguen las definiciones económicas en lo inmediato que servirán de paliati­vo social sumando promesas que para esta época llegan a borboto­nes.

En el análisis de la realidad des­cripta ayer, se conoció además el dato de que el Aporte Solidario sobre las grandes fortunas, en el primer semestre del año acumuló un desequilibrio primario de $208.098 millones (0,5% del PIB). El rojo financiero, que surge tras pagar vencimientos de deuda, fue de $514.005 mi­llones (1,3% del PIB).

Si se incluyera el aporte solidario de las grandes for­tunas, el rojo fiscal hubiese sido en junio de $153.217 millones, dijo el Palacio de Hacienda, en un informe que difundió ayer la agencia Noticias Argentinas. Uno de los rubros con mayor incremento interanual fue el de los subsidios económicos. 

Con ajustes de tarifas de luz y gas por debajo de la inflación, los subsidios a la energía se duplicaron en términos nominales con respecto a junio de 2020 (cre­cieron 103,7%) y totalizaron $99.154 millones. 

Por su parte, los subsidios al transporte subieron 153,2% (casi tres veces la inflación promedio que midió el Indec) y representaron un gasto de $37.318 millones.

Por el contrario, el gasto en jubilaciones y pensiones contributivas tuvo un incremento nominal de 40,4% (totalizó $373.959 millones) y registró una nueva caída interanual en términos reales.

En el mes, el sector público contabilizó $57.730 mi­llones en pago de intereses de deuda. 

Los ingresos totales en junio ascendieron a $766.680 millones, lo que representó un aumento de 90,3% in­teranual.

Excluyendo al Aporte Solidario, serían de $676.946 millones, con un alza de 68%.

Los ingresos tributarios crecie­ron 80,7% interanual, explicado por “el impacto negativo del Aspo en 2020, que afecta la base de comparación, y la contribución de los tributos asociados al comercio exterior”.

El gasto primario creció 40,1% interanual en junio, que asciende a 68,9% si se excluye el gasto Covid en 2020 y 2021.

Esta expansión de alrededor de 12 puntos por enci­ma de la inflación del período se encuentra motorizada por la inversión de capital, que duplica su nivel respec­to del mismo período 2020 (+210,5% interanual), indi­có Economía.

En tanto los ingresos no tributarios registraron un incremento significativo producto de lo registrado en junio en concepto del Aporte Solidario y Extraordina­rio, cuyo monto se utiliza sólo para gastos destinados a morigerar los efectos de la pandemia.

Los números son contundentes, atados a las pala­bras de los políticos en campaña que buscan su tajada más allá de proponer salidas. La Argentina mantiene una actitud inmadura, pese a la crisis.

Notas Relacionadas