Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/170496

Los hábitos ante la crisis

En los últimos doce meses los precios en los centros de compras crecieron un 59,1%, en los autoservi­cios mayoristas un 37,7% y en los supermercados el 44,6%, todos por encima de la inflación, del 48,8%, para el mismo período.

Es común que ante las crisis los hábitos se modifiquen, cambien, y la sociedad adopte comportamientos que con el tiempo pueden configurarse en costumbre. De todas formas, esas situaciones llevarán un tiempo para transformar­se en algo habitual, pero el cambio reporta que lo que se estaba haciendo no configura mas una acción po­sitiva para los consumidores, en este caso. Es que en tiempos de complejos intríngulis económicos, cada situación lleva a un estado de crisis, y eso al cambio.

Ante el avance de la inflación los autoservicios mayoristas desplazan a los supermercados en la pre­ferencia de los consumidores, según surge de datos del Indec, indicó la agencia Noticias Argen­tinas.

Las ventas en los supermerca­dos cayeron un 2,6% interanual en mayo último, mientras que su­bieron el 7,6% en los mayoristas.

En los shoppings las ventas ex­plotaron un 421,3% interanual, debido a la parálisis que los afec­taba en mayo de 2020, cuando estuvieron cerrados por la cua­rentena.

A precios corrientes, la factura­ción en supermercados sumó $110.722,8 millones, lo que representa un incremento del 40,9% interanual, por debajo de la inflación, que fue del 48,8% entre mayo de 2020 y el mismo mes de este año.

En los centros mayoristas totalizaron $19.244,9 mi­llones, con un incremento interanual del 48,1%, casi en línea con la escalada de los precios minoristas.

En los shoppings, en tanto, las ventas llegaron a $7.467,1 millones, con un aumento interanual del 729,2% respecto del mismo mes de 2020. 

La comercialización en los supermercados en los últimos cuatro meses había caído un 5,8% en febre­ro y un 8,8% en marzo, para recuperarse un 1,2% en abril, para volver a caer en mayo en la comparación interanual.

En los centros mayoristas, salvo la caída del 7% en mayo, las ventas alcanzan 20 meses de variaciones positivas, y son la opción preferida por los consumi­dores ante el avance de precios minoristas.

Los shoppings, el sector más afectado por las res­tricciones durante la pandemia, registra variaciones positivas exponenciales en los últimos tres meses en el consumo, debido a la base baja de comparación y la liberación de restricciones para la actividad.

Los precios en los supermercados crecieron en mayo un 3,4%, un 2% en los centros de compras y un 3,4% en los mayoristas, frente a una inflación del 3,3%, respecto de abril.

En los últimos doce meses los precios en los centros de compras crecieron un 59,1% en los auto­servicios mayoristas, un 37,7% y en los supermercados el 44,6%, todos por encima de la inflación del 48,8% para el mismo período.

Las compras con tarjetas de crédito en los supermercados registraron en mayo pasado un aumento interanual del 38,3%, y totalizaron $41.136 millones.

En el mismo mes las ventas en los centros mayoris­tas también crecieron el 47,4% y llegaron a los $3.616 millones.

Las ventas on line en los supermercados totaliza­ron $6.185 millones con un crecimiento interanual del 70,5%, y en los autoservicios llegaron a $136 millones con una suba interanual del 1.017%.

Esta situación demuestra un caso más de lo que pue­de la crisis económica respecto a los cambios, a los há­bitos adoptados por los consumidores en general. En el devenir de los meses, y a medida que transcurre el estado de turbulencia económica, seguirán las modi­ficaciones, en un estado de incertidumbre que se pue­de llevar puesto más de una actividad económica.

Notas Relacionadas