Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/171493
A 20 AÑOS DEL ATAQUE EN MANHATTAN

Con Biden y sin Trump, habrá homenajes por el 11-S

Autoridades, sobrevivientes y fami­liares de las víctimas se reunirán en el memorial en la “Zona Cero” para conmemorar un nuevo aniversario.

Se espera que el presi­dente Biden y su esposa Jill visiten hoy Nueva York para participar en la ceremo­nia de homenaje en la que, como cada año, se leerán los nombres de las 2.977 perso­nas que perecieron en los ataques. La pareja presiden­cial, que estará acompañada por otros ex presidentes en el acto, se desplazará poste­riormente a Pensilvania y al Pentágono, donde también rendirán homenaje a las víc­timas y depositarán sendas coronas. No está previsto que el presidente pronuncie ningún discurso.

Cuando hoy se cumplan 20 años del atentado te­rrorista contra las Torres Gemelas, definido como el peor en la historia de Esta­dos Unidos y el más grave en la de Occidente, el ex presidente Donald Trump comentará una pelea de bo­xeo que será transmitida vía streaming en un sitio pago especializado en luchas. Desde el sitio Fite.tv se pue­de ver la invitación a la pelea entre los boxeadores Evan­der Holyfield, ex campeón de peso pesado de 58 años, y Vitor Belfort. En tanto, desde el canal de Twitter se promociona el evento con la particular participación de Trump y su hijo como co­mentaristas. La noticia fue recibida de manera crítica en el país, en una fecha sen­sible en la que se rememora el ataque de 2001.

La denominada Zona Cero de Manhattan, donde otrora se erigían las Torres Gemelas, se ha convertido en un lugar de peregrina­ción y homenaje a los falle­cidos. Los dos edificios fue­ron reemplazados por un monumento, una inmensa fuente con forma de pisci­na cuyas paredes funcionan como suaves cascadas.

A un lado, en el museo memorial del 11-S, se expo­ne un trozo de escalera por donde pudieron escapar algunos de los que milagro­samente sobrevivieron, tro­zos de muro de los edificios convertidos en un amasijo de escombros y vigas de acero retorcidas por el calor del fuego que originó el im­pacto de los aviones carga­dos con combustible.

En las dos décadas si­guientes, un nuevo rasca­cielos se erigió en Man­hattan para reemplazar las Torres Gemelas. El cabecilla de Al Qaida, Osama Bin La­den, fue asesinado. 

El crudo relato de Vigilante, un sobreviviente argentino 

Alejandro Vigilante, sobreviviente del atentado contra las Torres Gemelas de Nueva York, recordó ayer el horror que le tocó experimentar aquel 11 de septiembre de 2001 cuando se vio a poca distancia del epicentro de la tra­gedia. Vigilante consignó que estaba en aquella ciudad de los Estados Unidos por razones laborales y definió como “un milagro” el hecho de haber sobre­vivido. 

“Estábamos en el subte con un ami­go cuando escuchamos que se había producido el atentado”, recordó ayer por la mañana en diálogo con Eduar­do Feinmann en el programa “Alguien tiene que decirlo” que se emite por Ra­dio Rivadavia. El sobreviviente añadió: “En el trayecto íbamos escuchando a la gente que entraba y decía que se ha­bían estrellado aviones. Primero se de­cía que era una avioneta. Después, que era peor. Cuando salimos del subte era un panorama dantesco, veíamos gente que parecía haber salido como de abajo de la tierra. Lo primero que uno hacía cuando salía del subte era mirar al cielo y ver las torres. Una no estaba”, recor­dó. El pintor argentino que dialogó con Feinmann ayer viernes, confesó que cuando vio semejante postal entró en un estado de pánico total. 

El sobreviviente acotó que cuando cayó la segunda torre, se les venía todo encima y que encontraron un auto para mantenerse a resguardo: “Pero no sabíamos si estábamos tapados bajo diez metros de tierra. Entramos a aquel auto como en un scrum. No sabíamos si habíamos estado 10 o 20 minutos”, recordó de lo que vivió en Manhattan. Vigilante también reveló que su amigo, Hernán Casanova, quien era dueño de una empresa de telecomunicaciones, encontró algo en la guantera. “Para mí era una Biblia pero él me dijo que era un Corán. Y no nos quedaron dudas de que ese era un auto de musulma­nes porque también tenía como una insignia relacionada con esa religión”, indicó. s

Cinco argentinos entre las víctimas del doble atentado

Cinco argentinos -un enfermero, un bombero y tres empresarios- murieron en los atentados del 11 de sep­tiembre de 2001 (11-S) en Estados Unidos, que causaron alrededor de 3.000 muertos y marcaron un antes y un después para ese país y para el mundo entero. Mario Santoro, un rosarino que trabajaba de paramédico en Nueva York, se encontraba de licencia el día del atenta­do, pero al ver desde el balcón de su casa una de las dos torres ardiendo, le comunicó a su mujer que debía acu­dir al lugar de la tragedia. Otro argentino que perdió la vida mientras intentaba asistir a las víctimas fue Sergio Villanueva, un bombero nacido en Bahía Blanca, quien falleció a los 33 años. En 1992 Villanueva había ingre­sado al departamento de Policía de Nueva York y siete años después se convirtió en bombero. 

Notas Relacionadas