Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/171577
LOS ESCRITORES ARGENTINOS GANAN LECTORES 

La literatura de terror se reposiciona a partir de premios y nuevas traducciones

Mariana Enríquez, Agustina Bazte­rrica, María Belén Aguirre Y Luciano Lamberti marcan un estilo literario de horror muy particular.

La literatura de terror atraviesa un tiempo de repo­sicionamiento, de la mano de autoras multipremiadas y cada vez más traducidas, con obras adaptadas a nue­vos formatos y una hibrida­ción que tiene en el realis­mo una de sus facetas más inquietantes, al tiempo que se prolonga un contexto glo­bal de emergencia sanitaria que expande los márgenes de interpretación de lo pre­suntamente fantástico y las posibilidades de lo real.

El horror históricamente fue un género muy culti­vado por escritoras -Ann Radcliffe (1764-1823) es una pionera de la novela gótica y Mary Shelley (1797-1851), otra británica, la gran crea­dora de monstruos-, pero nunca antes, como de ahora a un tiempo atrás, han sido tantos los reconocimientos recibidos por autoras loca­les. Sobre esto reflexionan las escritoras Agustina Baz­terrica, María Belén Aguirre y Luciano Lamberti.

Desde que Mariana En­ríquez ganó el Premio He­rralde de Novela por “Nues­tra parte de la noche” en 2019, el terror local dejó de ser un gusto de nicho para convertirse en interés ma­sivo y bestseller. Después, la autora de “Los peligros de fumar en la cama” asumió la dirección de Letras del Fondo Nacional de las Ar­tes y se desató una polémica cuando lanzó la convocato­ria al premio literario de la institución, que quedó de­limitado al terror, la ciencia ficción y la fantasía.

La decisión de que la dis­tinción sea para una obra que se ocupe de lo siniestro, en momentos inverosímiles de pandemia y aislamiento, sirvió para sacar otra vez al género del nicho e instalarlo en las redes. La obra gana­dora fue finalmente el poe­mario “Siamesas” y recayó en otra mujer, María Belén Aguirre.

Si el boom del horror que comenzó en los ‘70 con Ste­phen King como estrella indiscutida, capaz de liar lo sobrenatural con lo coti­diano como nadie, en la Ar­gentina ese fenómeno lleva 10 años con voces como las de Mariano Quirós, Celso Lunghi, Diego Muzzio y Fe­derico Falco (con un compo­nente pesimista más fuerte, menos conciliatorio). Hoy el podio local lo ocupan Enrí­quez y Samanta Schweblin, con novelas como “Distan­cia de rescate”, próxima a estrenarse en su adaptación audiovisual en Netflix.

“Leo libros, no me impor­ta si están escritos por mu­jeres o por hombres”, dice otro potente representante del género, Luciano Lam­berti. Libros a los que se accede a través de un canon histórico de buena literatura -preferentemente blanca, heterosexual y masculina-, y de un mercado que hasta no hace mucho distribuía y comercializaba, preferente­mente, ese canon y que aho­ra lo ha ampliado, en coin­cidencia con la cuarta ola feminista que, fagocitada por el capitalismo, alcanza circuitos comerciales y cu­bre con su manto la idea de lo políticamente correcto.

Este año Agustina Baz­terrica renovó el reconoci­miento a su novela “Cadá­ver exquisito”, que había ganado el premio Clarín de novela, y que ahora tiene el premio Ladies of Horror Fiction, traducida por la canadiense Sarah Moses y publicada como “Tender is a flesh” (Tierna es la carne) por la editorial estadouni­dense Scribner. También este año otra argentina, Ana Llurba, ganó el premio Cel­sius con “Constelaciones”, cuentos que espera publicar para fin de año, en Argenti­na el sello independiente 17 Grises.

“A la hora de pensar el canon, me prefiero no bi­naria, andrógina, ni hom­bre ni mujer, todo a la vez -dice María Belén Aguirre-. El horror estuvo siempre, quizás ahora nos baste un vistazo para advertirlo, pero el canon se desplaza, es mo­vedizo y es en los márgenes barrosos donde se cuecen las habas de la verdad hu­mana. El canon complace. Los márgenes, no. Son in­corruptibles, aunque tal vez en lo hondo de su ingenui­dad algún soñador aspire al desangelado trono del consenso”.

Notas Relacionadas