Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/172173
DOS AÑOS PARA ESCUCHAR QUÉ TIENEN PARA DECIR LOS FIELES

El Papa abre una consulta sobre el futuro de la Iglesia

Podría cambiar la forma en que se toman deci­siones y dejar una huella.

El papa Francisco lanzó ayer un proceso consultivo mundial de dos años que podría cambiar la forma en que la Iglesia Católica Romana toma decisiones y dejará su huella mucho des­pués de que termine su pon­tificado. 

Los defensores ven la iniciativa, denominada “Por una Iglesia sinodal: Comunión, participación y misión”, como una oportu­nidad para cambiar la diná­mica de poder de la Iglesia y dar una mayor voz a los católicos laicos, incluidas las mujeres, y las personas marginadas de la sociedad. 

En tanto, los conservado­res dicen que el proceso de tres etapas es una pérdida de tiempo, puede erosionar la estructura jerárquica de los 1.300 millones de miem­bros de la Iglesia y, a la larga, diluir la doctrina tradicio­nal. En una misa en la basí­lica de San Pedro, Francisco dijo que los católicos deben tener la mente abierta so­bre el proceso. “¿Estamos preparados para la aventura de este viaje? ¿O tenemos miedo a lo desconocido, prefiriendo refugiarnos en las habituales excusas: ‘Es inútil’ o ‘Siempre lo hemos hecho así’”?, sostuvo Fran­cisco en su homilía. 

En la primera etapa, los católicos de parroquias y diócesis de todo el mundo debatirán cuestiones como si la Iglesia escucha lo su­ficiente a los jóvenes, las mujeres, las minorías y los marginados de la sociedad. También discutirán cómo identificar los estereotipos y prejuicios en sus comuni­dades locales y qué tipo de Iglesia creen que Dios quiere en el mundo de hoy. 

Tras las discusiones a ni­vel nacional y continental, los obispos se reunirán en el Vaticano durante un mes en 2023. Prepararán un docu­mento y luego el papa escri­birá una Exhortación Apos­tólica dando sus puntos de vista, sugerencias y quizás instrucciones sobre varios temas. “No insonoricemos nuestro corazón; no nos quedemos atrincherados en nuestras certezas. Escuché­monos unos a otros”, dijo el papa en la misa a la que asistieron unas 3.000 perso­nas. Francisco ha dicho que si bien debería haber más consultas entre las diversas partes de la Iglesia, única­mente el papa puede tomar las decisiones finales sobre asuntos doctrinales. 

El teólogo George Weigel dijo que no está claro cómo “dos años de charla católica autorreferencial” aborda­rían problemas como la dis­minución de la asistencia a la Iglesia

Notas Relacionadas