Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/172186
TRAS LAS MEDIDAS DISPUESTAS POR EL GOBIERNO

Durante julio el empleo total registrado creció en 14.800 puestos respecto a 2019

Así lo cuantificó un informe elabo­rado por el Observatorio De Políti­cas Públicas de la Universidad Nacio­nal de Avellaneda.

El empleo total registra­do se ubicó en julio por en­cima del nivel existente en diciembre de 2019, previo a la pandemia de coronavi­rus, gracias a un conjunto de medidas dispuestas por el Gobierno nacional, que determinaron un impacto de la emergencia sanitaria inferior al de otros países, dijo a Télam el economista e investigador de la Univer­sidad Nacional de Avellane­da (Undav), Sergio Chouza.

“La característica par­ticular del impacto de la pandemia sobre el mercado laboral argentino fue que tuvo redes de contención: la doble indemnización, la prohibición de despidos y medidas como el Progra­ma de Asistencia de Emer­gencia al Trabajo y la Pro­ducción (ATP) y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), de ahí que haya re­gistrado un menor impacto que otros países”, remarcó Chouza.

El economista se refirió de esta forma a un informe elaborado por el Observa­torio de Políticas Públicas de la Undav, que dio cuenta de que el empleo total re­gistrado creció en julio en 14.800 personas respecto a igual período de 2019.

A esto se suma que la cantidad de personas asalariadas en el sector privado se incrementó durante ese mismo mes un 0,1% con respecto a mayo, con lo que acu­muló el segundo período consecutivo de expan­sión. Respecto de la re­muneración imponible pro­medio de los trabajadores estables (Ripte), a precios de julio, se ubica un 1,3% por encima de lo registrado en diciembre de 2019, en tanto el Índice de Salarios del Total Registrado mostró un aumento del 5,5% con­tra el mes previo.

“Se instala que los sala­rios están destruidos, y si bien es verdad que todavía están entre el 20% y el 24% por debajo de los de 2015, cuando uno toma una serie larga para el análisis, esta se compone de diferentes períodos, y lo que se obser­va es que cuando más caye­ron fue en el acumulado de 2018 y 2019”, precisó.

“Desde el inicio de la ac­tual administración, para el segmento registrado (porcentaje de la torta que explica una masa de 12 mi­llones de trabajadores y que constituye entre el 60% y el 65% del total) se está un 1,3% arriba”, afirmó. Según el economista, por eso “no hubo caída del poder ad­quisitivo entre los asalaria­dos registrados”.

“Esto no llega a sentirse todavía en la calle y hay que apuntalarlo, pero indepen­dientemente de lo que falta, que en una pandemia y en una crisis de deuda no haya caída de los salarios es algo para resaltar”, aseveró.

Por otro lado, respecto de las expectativas empre­sarias, se desprende de la Encuesta de Indicadores Laborales, base del análi­sis de la Undav, que agosto resultó ser el séptimo mes consecutivo con una ma­yor proporción de opinio­nes optimistas respecto de aumentos previstos en las plantillas. En un análisis histórico sobre la evolución del empleo registrado des­de enero de 2009 a diciem­bre de 2015, se observa un crecimiento de 69.300 tra­bajadores, lo que significó un aumento del 5,9%.s

Según el economista Chouza, “no hubo caída del poder adquisitivo entre los asalariados registrados”.

Notas Relacionadas