Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/172208

El Fondo también espera las urnas

El acuerdo con el FMI se resolvería en el primer trimestre de 2022, anti­cipó ayer el presidente Fernández. En noviem­bre se vota en Argen­tina. ¿Será eso lo que espera el organismo?

El presidente Alberto Fernández almorzó ayer con ocho empresarios de sectores clave de la economía argentina, con quienes analizó la agenda de los próximos meses y en ese marco les adelantó que el entendimiento con el Fondo Mo­netario Internacional (FMI) por la deuda de 44.000 millones de dólares que dejó el gobierno de Mauricio Macri se firmará en el primer trimestre del año que vie­ne. “Quédense tranquilos, que el acuerdo, preservando el interés de la Argentina, está muy bien encaminado”, dicen que dijo el mandatario. La afirmación llega luego de que el profesor Fernández pusiera en duda el pago de la deuda externa, tal sus expresiones en un acto público, y apenas un día después de que el ministro de Economía, Martín Guzmán, se reuniera con el Directorio del Fondo, encabe­zado por Kristalina Georgieva, quien logró ser ratificada en su cargo de directora gerente. La vol­tereta discursiva del Jefe de Esta­do ya no es sorpresa, pero en este caso ofrece una pista firme sobre la distancia que hay para alcanzar un acuerdo con el principal acree­dor del país.

No será este año y claramen­te no se producirá antes de las legislativas del 14 de noviembre, más bien todo hace indicar que el organismo multilateral de crédito esta­ría esperando el mensaje que arrojarán las urnas. Si se repite el resultado de las Primarias (ganó Juntos por el Cambio), el gobierno de Cristina Kirchner, que preside Alberto Fernández, tendrá que resetear el programa para transitar los dos años de mandato que le quedan sin mayorías en las cámaras del Congreso de la Nación. La debilidad electoral de la Casa Rosada podría influir en los términos del acuerdo con el FMI.

En medio de estas especulaciones, el Presidente se reunió ayer con un puñado de empresarios influyen­tes. Estuvieron, entre otros, Javier Madanes Quintani­lla (Aluar y Fate), Alejandro Simón (Grupo Sancor Se­guros), Hugo Eurnekian (Corporación América), Fran­cisco De Narváez (Grupo De Narváez), Jorge Brito (Ban­co Macro), Juan Martín de la Serna (Mercado Libre) y Marcos Bulgheroni (PAE). El encuentro se desarrolló en el Salón Eva Perón de la Casa Rosada y se prolongó durante casi tres horas. 

El objetivo sería retomar la iniciativa en la gestión y en ese sentido el Presidente les transmitió la nece­sidad de “recuperar la confianza en la Argentina”. Una misión harto difícil ya que en parte se necesita que la figura presidencial regenere algo de la confianza per­dida.

La caída en la consideración de los electores y el tembladeral político que se instaló en el Gobierno por las diferencias internas en la alianza Frente de Todos, explican el descrédito que sufre la adminis­tración. Los obstáculos para cerrar un entendimiento con el FMI es parte de la misma historia. El lunes el ministro de Economía, Martín Guzmán, y el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, mantuvie­ron reuniones con el staff del Fon­do en Washington, para intentar avanzar en un nuevo programa que permita refinanciar la deuda. Durante el encuentro se trabajaron aspectos técnicos, pero la meta fi­nal está lejana y por tanto la gestión es infructuosa.

Una evidencia de la lejanía del objetivo es que el Directorio del FMI ha rechazado tratar por ahora un pedido de la Argentina para aliviar la sobretasa de in­terés que el país paga por su préstamo récord. Si bien el Gobierno argentino dijo que por ahora no hay nada definido y continuará planteando ese pedido, el hecho irrefutable es que los directivos del organismo no tie­nen intenciones de atender planteos que podrían deri­var en concesiones. La comitiva que encabeza Guzmán habría recibido como respuesta que ese tema se habrá de considerar hacia fin de año, o cuando se aborde el tramo final del acuerdo por la deuda que -como anti­cipó Fernández- se finiquitaría en el primer trimestre de 2022.

Notas Relacionadas