Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/172850
EL 20 Y 21 DE NOVIEMBRE

Escritores y narradores de todo el país se encuentran en Corrientes

"Mombe’u yere", o ronda de cuen­tos, es el nombre de la actividad que se realizará en la casa Martínez, de 19 a 21, organizada por Marisa Leyes.

El espacio de Marisa Le­yes, Anexo "Mombe’u yere" (Ronda de Cuentos), es el en­cuentro cultural que se reali­zará el 20 y 21 de noviembre de 19 a 21 en el Museo Ar­queológico y Antropológico "Casa Martínez" -Quintana 971-.

Los invitados e integran­tes a este evento son na­rradores, escritores, cuen­tacuentos y cantares de esta provincia, y también de todo lo ancho y largo del país. Participarán Rolando Paciente, escritor de Buenos Aires; Grupo Viento Norte, narradoras de Resistencia, como también Élida Solá, de Paraná; Estrella Lady Morán, de Río IV (Córdoba); Marita Santos, de Misiones; Mónica Iznardo, de Resis­tencia; Ariel Villasante, de la misma ciudad, y Marta Leiva, de Corrientes. A ellos se suman Pochi Fernández, cantante de Corrientes, y Jana Taibo, de Salta, además Raquel Cardozo, profesora de Lengua de Señas de Co­rrientes; Eduardo Singh, es­critor de Salta; Aldo Eduar­do Samudio, de Misiones; Gladis Inés Salomón y Ester Noemí Salomón, ambas de Resistencia, y la coordina­dora del encuentro, Marisa Leyes, a quien acompañará el escritor y profesor Rolan­do Paciente, del Taller de Escritura Creativa 2020 y sus alumnos, quienes pre­sentarán su libro "Taller de Escritura Creativa 2020". El encuentro contará con el apoyo de la Sade Corrientes. 

"Existen una multiplici­dad de motivos que actuaron como motores y movilizaron a cada uno de los individuos de este grupo maravilloso, para así transitar y descu­brir caminos desconocidos para muchos de nosotros. Esto es el inicio del Taller de Escritura del profesor de Letras de la UBA Rolando Paciente, que reside en Ca­ñuelas, Buenos Aires. Todos los participantes de este gru­po teníamos una motivación por la cual estar allí, ya sea desde combatir la soledad o simplemente una mejora personal; de esta manera se desemboca en este evento a realizarse que es la conclu­sión de encuentros virtuales semanales por casi dos años. De esta manera, gracias a la virtualidad, existe la posi­bilidad de este encuentro federal donde participan desde todo el país", explicó Marisa Leyes a NORTE de Corrientes.

"Para nosotros -agregó- es muy importante contar con escritores y narradores de distintas provincias para re­conocer la idiosincrasia de cada tierra, representando así la belleza de Córdoba, Misiones y las Cataratas del Iguazú; el Litoral completo muy bien representado por participantes de Paraná, En­tre Ríos, que es cuna de es­critores y poetas; Salta, que es La Linda como sabemos, y nuestros hermanos de Resistencia, Chaco, que son increíbles artistas que van a poder conocer. Por lo tanto, cada uno expondrá su im­pronta y mostrará sus raíces en este encuentro y lo hará a través de las letras y así con­cebirlo como una propuesta federal".

La idea viene rondando en la organizadora hace más de un año, pero era imposible realizarlo por la situación epidemiológica a raíz de la pandemia de covid-19. "El día 9 de octubre de este año tuve el honor de ser invitada a Salta, especialmente en Campo Quijano, donde me abrieron las puertas de sus hogares y pudimos presentar este libro allí; en el mismo lugar también dimos talleres y como principal acción creo que fue el poder dar y reci­bir afectos, que mediante la virtualidad no se puede. Este viaje fue el que me comenzó a movilizar. Al volver empe­cé a crear lazos para poder hacer realidad este evento. Corrientes es una provincia netamente cultural, siempre dispuesta a crecer y a mos­trarse frente al turismo y esto ayuda muchísimo en el momento de querer crear un evento cultural. Corrientes tiene gente culta", agregó. 

El libro que se presenta es una antología del taller lite­rario de Escritura Creativa 2020, que nació de este en­cuentro de personas unidas desde la tecnología, que se realizó dos veces por sema­na, donde dejaban florecer la creatividad. "Fueron en­cuentros maravillosos, don­de primero dejábamos fluir sobre nosotros y nuestros estados de ánimo y poste­riormente dábamos clases sobre obras seleccionadas, conociendo sobre el escri­tor, sus particularidades, etc. Luego de esto se llevaba una actividad a realizarse y entregarla en un plazo esta­blecido mediante alguna red virtual. Lo mágico de esto era compartir, no competir. Es una obra creada a base de ayuda mutua y claramente de enseñanza de este profe­sor que cuenta con una larga carrera, varias obras presen­tadas y varias profesiones". 

Cabe destacar que la rela­ción de la correntina con las letras nace desde muy pe­queña. "Nací en cuna de lec­tores. Mis abuelos eran pro­fesores y grandes lectores; mi padre un gran lector que siempre andaba con un libro a cuestas, y fue quien me in­culcó el amor por las letras regalándome libros desde muy pequeña, que uno a veces al ser chico los deja de lado, y hoy en día los consu­mo como pidiendo disculpas por no haberlos leído ante­riormente", explicó.

Marisa Leyes trabajó du­rante muchos años como enfermera en una clínica privada de la capital corren­tina donde se jubiló. "Mis jefes, el doctor Santiago Ramón Antonio Lorenzo Brisco y Alberto Serruya, eran dos lectores increíbles; personas con las que podía abordar cualquier tema a la hora de entablar una con­versación. Los domingos, cuando la clínica ya estaba más calmada, me hacían una serie de preguntas y yo tenía que traer las respues­tas bien elaboradas para el domingo siguiente, siempre con libros, frases o poemas. De esta manera gestaron en mí, en esta última etapa de mi vida, los lazos más fuer­tes que me unen a la litera­tura. Realmente tengo que agradecerles a ellos por esta pasión literaria".

Un año de organización

La idea viene rondando en la organizadora hace más de un año, pero era imposible realizarlo por la situación epidemiológica a raíz de la pandemia de covid-19. "El día 9 de octubre de este año tuve el honor de ser invita­da a Salta, especialmente en Campo Quijano, donde me abrieron las puertas de sus hogares y pudimos presentar este libro allí; en el mismo lugar también dimos talleres y se realizaron otras actividades".