Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/172898

Estados Unidos sufre "la gran renuncia"

La pandemia de la co­vid-19 provocó que una gran porción de los trabajado­res norteamericanos estén reevaluando sus opciones. Flexibilidad, home office y mejor remuneración figuran entre los reclamos.

Es que un récord de 4,3 millones de trabajadores estadounidenses renuncia­ron a su empleo en agosto, según los últimos datos del Departamento de Trabajo de los EE.UU., cifra que se am­plía a 20 millones si se mide hasta abril. Muchas de estas renuncias se produjeron en los sectores del comercio minorista y la hotelería, con empleados que optaron por abandonar trabajos difíciles y mal pagados. Pero las re­nuncias abarcan un amplio espectro de la mano de obra estadounidense, ya que los cierres de la pandemia -y el tortuoso camino hacia la recuperación- sigue alimen­tando lo que el escritor de Atlantic Derek Thompson ha descripto como "un momen­to centrífugo en la historia económica estadounidense".

Ahora las empresas se enfrentan a la escasez de personal. Estas estadísticas pueden parecer desconcer­tantes. Tras meses de in­certidumbre económica y pandémica, las cosas por fin mejoran: las escuelas vol­vieron a abrir, la vacuna está ampliamente disponible, las empresas se expanden y la economía repunta. Pero, se­gún los expertos laborales, este panorama optimista no tiene en cuenta el estado de ánimo de los norteamerica­nos, que están simplemente agotados.

"Los empleados no quie­ren volver a trabajos ago­tadores o aburridos, con salarios bajos y de mierda", explicó Robert Reichw, ex secretario de Trabajo de la Administración Clinton. "Los trabajadores están que­mados. Están hartos. Están fritos. Después de tantas dificultades, enfermedades y muertes durante el año pasado, no van a aguantar más".

Notas Relacionadas