Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/173110
LIDERAZGO

Este martes 23 un ex gobernador cumple años

Cumplirá 75 años, y anticipó en las vísperas que "los años no menguaron ni mi espíritu, ni mis fuerzas".

El ex gobernador y ex intendente de Corrientes, Raúl Rolando "Tato" Romero Feris cumplirá 75 años este martes 23, con una trayectoria de vida en la política, en la producción ganadera, y en la vida empresarial de la región.

Hijo de un productor, político  y emprendedor, don Juan Romero y de doña Adela Feris de Romero, creció en un ambiente rural en San Luis del Palmar, donde aprendió los oficios campestres, pero a la vez estudió en esta capital, hasta el fallecimiento de su padre, hecho que lo marcó cuando tenía 18 años y cursaba la carrera de Veterinaria. 

Abocado de lleno a los negocios rurales, integró distintas entidades del campo, llegando a presidir la Confederación Rural Argentina en el 81 y protagonizar el histórico "camionetazo" en el gobierno de Raúl Alfonsín, y luego ya en los 87 con la vuelta de la democracia, retornó a Corrientes y fue convocado por el mundo político.

Asi asumió como Ministro de Hacienda del gobierno de Ricardo Leconte, de donde se alejó por diferencias en los manejos económicos del Pacto.

Finalmente, fue requerido por el Partido Autonomista  para ser candidato a intendente de la capital, ganándole a Ana María Pando del Partido Liberal en 1987.

En 1989 fue electo candidato por el el PAL para la gobernación, y tras tres procesos electorales disputados con el peronismo, logró acceder al Sillón de Ferré.

Su período de gobierno no estuvo exento de conflictos permanentes con su propia dirigencia partidaria, por lo que fundó el Partido Nuevo, que en las elecciones de 1997 cosechó más del 75 % de los votos en segunda vuelta tras la muerte de su candidato y amigo Rubén Darío Casco. Ello le permitió accceder a la gobernación a Pedro Braillard Poccard, y lo situó nuevamente al frente de la Municipalidad de Corrientes. Braillard no se  pudo mantener  debido a los continuos ataques de la oposición conservadora, que descalzaron económicamente a la provincia con la paralización de negociaciones en Estados Unidos, llevadas adelante para evitar los descuentos avalados por la coparticipación federal, de deudas tomadas durante los anteriores gobiernos del Pacto y de las intervenciones federales.

Aún con este margen de apoyo histórico, la Legislatura controlada por sectores conservadores buscaron la destitución de Braillard y la intervención a la comuna capitalina, lo que lograron iniciándole una catarata de causas penales, que lo llevaron a encarcelarlo durante todo el período del gobierno de la  Coalición, de las intervenciones federales de los cordobeses encabezados por Ramón Mestre, y luego el gobierno radical de Ricardo Colombi.

Culpando a la Justicia correntina de estar colonizada por la política, su situación procesal no se modificó, a tal punto que fue condenado en varias ocasiones en causas de dudoso armado, lo que fue develado cuando la Comisión Interamericana de Derechos Humanos acusó a la Coalición y a la Intervención de haber protagonizado una persecución política sin precedentes, lo que fue el anticipo de la práctica del "lawfare" político en el país. 

Finalmente, la Corte Interamericana de Derechos Humanos condenó al Estado Argentino a devolverle los derechos conculcados, y el pago de una indemnización, reconociendo la utilización de la Justicia correntina como instrumento político en Corrientes.

Los últimos pasos de esa reivindicación aún quedan pendientes por parte de la Justicia Federal, quien deberá restituirle el derecho al voto y a ser elegido, en una larga lucha que aún no culmina.

En la reciente campaña electoral el ex gobernador remarcó que "hay que sentir la política, hay que tener sensibilidad por el otro, sin sentimiento no hay política. Yo la hice estando libre y estando preso, porque para ello no se tienen barreras. Es comprometerse, siendo parte de un proceso de consolidación y de cambio de lo que no está bien", en un mensaje dirigido a la política y los jóvenes.

Sin dudas que Tato no solo es un referente de consulta, sino un activo participante de la vida política correntina, aún estando preso, y aguarda una reivindicación de sus colegas de esta actividad. De hecho, nadie se ha expresado desde sus socios, aunque lo aplauden en privado.

La deuda que quizás tenga Corrientes es retornarle aquello que se le ha arrebatado, y la mayoría del pueblo de la provincia lo reconoce como el político que más hizo en materia de obras (24 mil viviendas, 5 hospitales, 100 escuelas nuevas, caminos y redes de energía, ademas de un puente internacional, entra tantas otras). 

Notas Relacionadas