Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/173144

Covid -19: lo que se sabe de los efectos de la tercera dosis 

El mundo habla de la nueva etapa de vacunación.

El uso informal del verbo "pegar" alude a lo que los expertos llaman reactogenicidad y no a lo que se co­noce como Esavi, la sigla de Eventos Adversos Supuestamente Atribuibles a la Vacunación e Inmunización.

En cuanto a la reactogenicidad, no es la vacuna la que "pega" sino que el cuerpo responde, a veces tibia, a veces intensamente, ya que el sistema in­mune (por intervención de unas célu­las llamadas macrófagos, entre otras) reacciona ante el agente extraño. 

En este caso, ese pedacito de gen del virus introducido por la vacuna, que según la plataforma utilizada, tiene distintas presentaciones. En la prácti­ca, la reactogenicidad no tiene mucho que ver con los Esavi, que en los peo­res (y muy inusuales) casos podrían revertir alguna gravedad. Justamen­te, cuando se dice que una vacuna es, ante todo, "segura", tiene que ver con la menor relevancia y frecuencia de esos Esavi.

Por ahora no hay pruebas de que los efectos en las horas siguientes al re­fuerzo contra la covid sean distintos de los ya conocidos para las dosis an­teriores. Depende, en parte, del tipo de vacuna y, en muy buena medida, de la respuesta particular de la perso­na que la recibe. Este segundo hecho, absolutamente subjetivo, es, además, impredecible. Salvo, claro, en perso­nas con historial hipocondríaco.

En cualquier caso, quien quiera se­guir de cerca la experiencia con los boosters debería mirar por fuera de las fronteras nacionales. 

Al cierre de esta nota, Argentina llevaba administradas 1.327.224 do­sis "extra", de las cuales el 84,6% son terceras dosis propiamente dichas, es decir, las indicadas por el Ministerio de Salud para completar la cobertura de personas con inmunocompromiso y para mayores de 50 que hubieran re­cibido Sinopharm. 

El 15,4% restante corresponde a la nueva ronda de refuerzos que se ini­ció hace unos días, ahora enfocada en el personal de la salud. 

En tanto, países como Chile y Uru­guay llevan la delantera regional y casi mundial, en parte porque arrancaron la vacunación antes que Argentina, en parte porque intentan contrarrestar el efecto de haber administrado esque­mas iniciales con dosis de Sinovac/Coronavac, una vacuna buena, pero -como Sinopharm- menos "inmuno­génica", es decir, que levanta menos anticuerpos

Notas Relacionadas