Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/173201
RICHARD SCÓFANO

"Mi propuesta musical para el chamamé tendrá que esperar un año más"

Dijo que no podrá estar en enero en la fiesta nacional. En la próxima edición presentará temas del último disco que grabó junto a su padre.

Mate en mano y pre­parándose para festejar el Día de Acción de Gracias con sus amigos argentinos (no habría pavo, sino milanesas con puré), el artista correntino ofreció unos minutos de su tiempo para dialogar con NOR­TE de Corrientes so­bre su realidad artística, la Fiesta del Chamamé y su vida actual tras el regreso a Chicago, ciu­dad en la que vive con su esposa e hijas. Hoy ya con casa propia. 

La edición de la Fiesta Na­cional del Chamamé 2022 no lo tendrá entre su nómina de artistas. Según comen­tó a NORTE de Corrientes, desde el Instituto de Cultura hicieron lo posible pero sus tiempos y una gira por Brasil que se retrasó impiden que pueda estar en su tierra natal en enero próximo. 

"Me hubiera gustado ser parte del homenaje a papá, aunque no subiera al esce­nario Osvaldo Sosa Cordero a tocar. Con el sólo hecho de estar, siempre hubiera sido grandioso, pero es un proyecto que quedará pen­diente para la edición 2023", dijo Richard Scófano, recién instalado en su nuevo hogar en Chicago, Estados Unidos.

Esta nueva etapa de su vida con casa propia, acompaña­do de su mujer y su hija, es un sueño hecho realidad. Desde el 2020 a la fecha pasaron muchas cosas: la muerte de su padre, Ricardo Scófano; el hecho de no poder despedir­lo como le hubiera gustado en su rol de hijo, el abrazo con la familia al año de este doloroso acontecimiento, el homenaje, los proyectos que le quedaron pendientes, y la vida que sigue. 

La continuidad del día a día sin el llamado con el hombre que le inculcó su pasión por la música y sobre todo, la ne­cesidad de estudiarla. "Eso sí, nunca perdí el contacto con mi madre, con quien hablo todos los días; mi hermano y mis amigos. Eso fortalece", afirma mientras comparte un mate virtual en el estudio que está terminando de instalar tras la mudanza. 

Hoy trabaja en nuevos pro­yectos, incluso el disco que estaban grabando junto a su padre, que no pudo terminar. "Seguramente será mi gran proyecto para el 2022. Lo terminaré con lo que tengo grabado de papá, más algu­nas composiciones nuevas y con el aporte de mi herma­no. Algo que se puede hacer porque hoy la tecnología te lo permite, pese a la distancia", detalló. 

Richard Scófano recono­ció que tras la partida de su padre, durante muchos me­ses no pudo crear: "Incluso en algunos momentos me replanteé la posibilidad de hace otra cosa. Y así estaba, bloqueado, frustrado; senti­miento con el que también ayudó mucho la pandemia y la imposibilidad de tocar, de subir a los escenarios. Pero hoy pienso que hacer otra cosa sería como tirar por la borda todos los años inverti­dos en esta profesión; ignorar los desafíos enfrentados y los logros conquistados. Ade­más, no creo que a mi viejo le gustara mucho la idea", dice y sonríe. 

Para el 2022 Richard Scó­fano tiene una gira prevista por Sudamérica y específica­mente por Brasil. No será en los primeros dos meses del año, como estaba programa­do, por lo que no podrá es­tar en la Fiesta Nacional del Chamamé. "Se retrasó pero ya está confirmado", explicó y por ende, confirmó que tras estas presentaciones visitará a su familia en Corrientes. Este retraso imposibilitó su venida a Corrientes. 

También viajará por Eu­ropa, donde tiene previstas varias actuaciones y está trabajando en dos nuevos proyectos musicales. "Todo indica que el 2022 será un gran año, aunque este virus nos enseñó a mirar el día a día. De todas maneras, me atrevo a soñar que será di­ferente a estos dos últimos años", señaló. 

Poder presentarse en la Fiesta Nacional del Chama­mé en la edición de enero del 2023 es su expectativa, y ha­cerlo con una propuesta dife­rente en la que incluirá algu­nos temas que trabajó junto a Ricardo Scófano antes de su partida al plano celestial y que, precisamente por ese bloqueo que sufrió tras la pérdida, no pudo finalizar. Por ello, el artista tiene va­rios stickers en el monitor de su computadora a modo de recordatorio, y el más impor­tante para 2022 será poner el punto final a este proyecto.