Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174059
CURUZÚ CUATIÁ

Accionar policial frustró el robo de un centenar de vacas

Agentes del Priar halló el rodeo en una estancia y con sobremarcas. 

La Policía procedió al resguardo de 101 animales bovinos, algunos de ellos sobremarcados y adulterados, lo que dio inicio a una investigación por el supuesto delito de abigeato que tiene como acusados a dos hombres, un peón y un veterinario, a quienes se los acusa de haber intentado apropiarse de los animales en lo que ha sido un nuevo caso de una problemática constante en la zona rural de la provincia de Corrientes, con importante evidencia en la zona Este donde incluso se han registrado enfrentamientos con armas entre fuerzas federales y cuatreros brasileros como también hechos en los que se ha visto involucrado el personal de la fuerza policial. 
Según la información oficial, este accionar fue realizado por efectivos policiales de la Dirección General de Seguridad Rural y Ecológica (Priar), que junto con miembros de las Unidades Especiales de Seguridad Rural de Curuzú Cuatiá y Paso de los Libres realizaron distintos operativos por sectores, en el marco de tares investigativas desplegadas en relación a un ilícito denunciado momentos antes y que finalmente lograron esclarecer. De acuerdo con la versión proporcionada por la Policía de Corrientes, luego de una serie de diligencias tendientes al esclarecimiento del hecho, una comitiva policial se dirigió hasta una estancia en la cual realizaron una inspección y pusieron a resguardo a alrededor de 101 animales bovinos ante la sospecha de que habían sido robados momentos antes de otro establecimiento rural. En ese contexto, los agentes encargados del operativo pudieron advertir "algunos de ellos con sobremarca, adulterados, y con diferentes marcas", detallaron los informantes, lo que llevó a formular acusaciones específicas contra el veterinario por haber realizado estas presuntas alteraciones.
El procedimiento lo concretaron los mencionados policías dependientes de la Unidad Regional IV de Paso de los Libres, luego de diversos trabajos de investigación desplegados juntamente con la Fiscalía de la misma localidad, la cual tenía a su cargo la conducción de la pesquisa en vigencia del nuevo Código Procesal Penal que ya rige en esa circunscripción judicial. Las labores investigativas desplegadas dieron sus frutos ya que finalmente permitieron obtener la información suficiente para determinar el sitio de donde habían sido llevadas las vacas luego de ser robadas del terreno de su legítimo propietario. 
"Al constituirse en un campo ubicado en el Paraje Pago Largo distante a unos 10 kilómetros de Curuzú Cuatiá, con la valiosa colaboración del propietario de un establecimiento denominado ‘La Katita’, de apellido Cabral, pudieron encontrar a los animales", explicaron las fuentes. Las mismas agregaron que no se formularon cargos contra este último estanciero, ya que habría manifestado su total desconocimiento sobre el origen de los animales aseverando haber prestado las instalaciones, los corrales y mangas para la verificación de más de 100 animales bovinos. En ese marco, tras la constatación detectaron que 32 de las vacas estarían sobremarcadas y las restantes presentaban diferentes marcas, por lo que las autoridades judiciales procedieron a dejarlas en depositario judicial hasta tanto se determine fehacientemente la propiedad.
Como resultado de actuaciones posteriores se procedió a la detención de dos sospechosos, por un lado un trabajador del productor afectado y por otro un profesional de la veterinaria residente en la zona, quien habría tomado parte en la maniobra ilícita que pretendió hacerse del centenar de bovinos.