Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174175
EN EL BARRIO YAPEYÚ

Despejaron la plazoleta del Taita, otra vez es del público

Ayer a primera hora, las cuadrillas de la municipalidad de corrientes "limpiaron" el predio. El intruso dice que es comprador de buena fe. 

Sin incidentes, pero en un clima de tensión que se canalizó en algunos planteos de objeción, se concretó ayer la limpieza de un sector del espacio público ubicado en la intersección de la avenida Juan Pujol y calle Cocomarola y que forman parte del conjunto de la plazoleta que honra la memoria de "El Taita del Chamamé", Mario del Tránsito Cocomarola. El predio había sido invadido por un particular -de apellido Aquino- que tendió un cerco perimetral y comenzó con obras básicas para la edificación. Por ejemplo, consiguió la bajada de la luz por parte de la Dpec y también la conexión de agua.
El intruso, que no opuso resistencia al desalojo, pero dejó asentada su disconformidad, dijo que planea volver. Se presentó como el legítimo propietario del predio y asegura tener los papeles que así lo acreditan, aunque no los mostró.
Orlando Rubén Aquino, así se llama el hombre, argumentó -con atendible razón- que si no tuviera el título de propiedad no podría conseguir la bajada de luz y agua, como ocurrió. Desde la Municipalidad explicaron que el permiso de bajada era para otra dirección, de tal modo que se estaría frente a un fraude, además de la "invasión" del espacio público.
La ocupación comenzó a principio de año, incluso los vecinos de la zona dicen haberlo visto antes del brindis para despedir el 2021. El presunto "propietario" delimitó su lote y levantó un cerco con postes de madera y tejido romboidal. Luego comenzaron a tender los caños para el desagüe cloacal y el agua; también se plantó una columna para el medidor de la luz. La conexión a la red eléctrica no demoró en llegar. 
El 3 de enero, inspectores de la Municipalidad intimaron a cesar con la actividad ante la ausencia de trámite oficial para la ocupación del espacio público. Un par de días después llegó la orden expresa de abandonar el lugar, mientras corría el expediente para el desalojo. De acuerdo a lo que pudo averiguar NORTE de Corrientes tres organismos técnicos de la Comuna tomaron intervención, primero para constatar si efectivamente el predio era privado o público, segundo para certificar que no estuviese gestionado el uso de espacio público y finalmente para corroborar si había o no una autorización superior para el usufructo del paseo. El corredor burocrático demandó al menos diez días, hasta que el Servicio Jurídico dio el guiño favorable para despejar la plazoleta. La tarea estuvo a cargo del área de Infraestructura.
Una cuadrilla de empleados municipales aterrizó ayer bien temprano al lugar (en inmediaciones del barrio Yapeyú y Tennis Club) y procedieron a levantar el obrador. Aquino, quien se presenta como el propietario, dijo que reclamará por su derecho y jura haber comprado de buena fe el predio, pero no da detalles de cuándo y a quién le compró esa ganga.
 


 

Notas Relacionadas