Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174216
JORGELINA ESPÍNDOLA

La Calandria celebró sus 10 años con el chamamé

La joven chamamecera se lució sobre el "Osvaldo Sosa Cordero". Con escasos temas emocionó y puso a bailar al público del Cocomarola.

La niña que inició su carrera artística a los 7 años y emocionó al público, no sólo con la

Jorgelina, en el final de su espectáculo.

dulzura de si voz sino con la impronta que puso desde el inicio sobre el escenario, volvió a sorprender en la primera jornada de la 31ª edición de la Fiesta Nacional del Chamamé, en la que conmemoró sus 10 años con la música. Jorgelina Espíndola, mejor conocida como La Calandria, dialogó con NORTE de Corrientes. 
—¿Qué significa celebrar 10 años con el chamamé en esta edición de la Fiesta Nacional?
—Es muy emocionante para mí ser parte de esta celebración y justamente celebrar mis 10 años con la música. Es un sueño hecho realidad poder participar de la primera edición de esta celebración chamamecera tras su declaración de Patrimonio Inmaterial Cultural de la Humanidad.
A los 7 años de edad, Jorgelina Espíndola fue revelación en la Peña de Los Alonsitos. Fue un momento en el que las lágrimas la superaron porque "era mucho para mí", dijo. Quizás por ello, su único invitado para celebrar su primera década con la música fue Ariel Báez. "No podía ser de otra manera, él confió en mí", dijo.
Ante la pregunta de qué la emociona hoy dijo: "Todo. La música me emociona. Todos los géneros. Por eso hoy mi objetivo es llevar el chamame a todo el mundo y que se escuche en todas las formas posibles. Es mi sueño; parece muy grande pero lo voy a lograr", explica convencida la joven que se prepara y estudia cada una de sus canciones. No interpreta nada que no le llegue, que no sienta, y eso se notó sobre el escenario "Osvaldo Sosa Cordero", donde puso en escena todo el trabajo que llevó adelante en el marco de la pandemia. 
"La fusión es parte de la integración", dijo al hacer referencia a su repertorio compuesto por canciones como "Merceditas", "Nuestro sueño y la distancia" y "Costera", tema con el que logró hacer bailar al público. 
La joven que lleva el chamamé en la sangre y que siente en el alma, trabaja muy fuerte también en otros géneros musicales, porque como dijo al principio, es la música en sí la que la emociona. Por eso trabaja en la fusión del chamamé con otros géneros musicales. 
En este 2022 su meta es seguir formándose, estudiar música y luchar para que en estos tiempos difíciles de pandemia, lograr que su voz y su música alivien y llenen los corazones de quienes lo necesiten. 
La Calandria inició un camino musical que la llevó a compartir escenario con reconocidos artistas locales, regionales y nacionales, como sus padrinos Los Alonsitos, Ofelia Leiva, Soledad Pastorutti, Cacho Espíndola y su grupo Integración, Mario Bofill y Ñendivei, entre otros.