Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174445
ARRESTOS VECINALES ANTE LA OLA DE INSEGURIDAD

Vecinos persiguieron y apresaron a ladrones de teléfonos celulares


A plena luz y sin miramientos, los maleantes atacan a hombres y mujeres sin distinción. Los equipos de comunicación son los blancos.

Una situación recurrente en la ciudad de Corrientes aconteció en una

de las áreas más calientes en relación a la inseguridad: en el barrio Nuestra Señora de la Asunción, donde los vecinos atraparon a un ladrón de celulares y tras darle una tunda lo entregaron a la Policía.
La detención se dio a conocer tanto en redes sociales como en grupos de la aplicación Whatsapp, porque fue captada por los transeúntes testigos de la proeza de un anónimo vecino que partió raudamente tras el maleante para recuperar el artefacto que le había quitado al conductor de un vehículo.
El malhechor fue alcanzado a los pocos metros, donde fue tomado del cuello e inmovilizado hasta que llegaron los efectivos del Destacamento San Marcos que lo pusieron a disposición de la Justicia.
Se trataría de un joven de 17 años, con antecedentes penales.
Ese mismo grupo intervino en otro hecho el miércoles a mediodía. Según fuentes oficiales, los efectivos policiales de la patrulla jurisdiccional, Destacamento San Marcos, acudieron a la esquina de Mendoza y Las Heras tras ser alertados por el servicio de emergencias 911 sobre un hecho delictivo.
Cuando llegaron, un grupo de vecinos tenía en el suelo a un hombre de 32 años, quien había sido demorado por haber sustraído un teléfono celular.
 La víctima es una mujer que caminaba por una de las veredas, donde fue sorprendida por el maleante que le arrebató el aparato, para luego escapar corriendo.
La carrera tenía como meta una motocicleta que se hallaba a una cuadra, donde lo aguardaba un cómplice, quien al ver la movilización vecinal contra la inseguridad, aceleró y escapó dejando a su suerte al intrépido ladrón.
Los gritos de la víctima alertaron a todo aquel que estuviese cerca y fue a sí que un grupo de solidarios y arrojados transeúntes partieron tras el sospechoso.
 En la persecución, este no pudo resistir el empujón que le dio uno de los perseguidores y se cayó. Poco pudo hacer para evitar los golpes de puño y puntapiés que le propinaron con el fin de "aleccionarlo" ante las cámaras de los teléfonos celulares.
Fue oportuna la llegada de los efectivos policiales. Rescataron al ladrón de la paliza, pero lo llevaron ante las autoridades judiciales.