Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174458
POR LA DEUDA DE 44.500 MILLONES DE DÓLARES

El Gobierno acordó con el FMI y aseguró que no devaluará

El programa durará dos años y medio. Fernández dijo que el pacto no obliga a una reforma laboral y que no relega el gasto social.

El presidente Alberto Fernández anunció ayer un acuerdo con el

Fondo Monetario Internacional (FMI) para reestructurar una deuda de alrededor de 44.500 millones de dólares y afirmó que el país tenía "una soga al cuello, una espada de Damocles y ahora tiene un camino que puede recorrer". El Jefe de Estado remarcó que el entendimiento con el FMI permite "ordenar el presente y construir un futuro", pidió a la oposición que lo respalde en el Congreso y criticó, sin nombrarlo, a su antecesor, Mauricio Macri. "Sin acuerdo, no teníamos un horizonte de futuro. Con este acuerdo podemos ordenar el presente y construir un futuro". Antes, el Gobierno realizó el pago de capital que venció ayer. El desembolso de US$731 millones, sin embargo, será devuelto por el FMI como parte del acuerdo.

Luego en una conferencia de prensa en el Palacio de Hacienda, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y el ministro de Economía, Martín Guzmán, brindaron detalles sobre el entendimiento con el Fondo, que contempla en un primer tramo un nuevo programa de dos años y medio de duración.
 Durante ese lapso, el FMI efectuará revisiones trimestrales de las metas acordadas con el país, de igual modo que desembolsos de dinero que la Argentina utilizará para cancelar el acuerdo "stand-by" contraído por Macri. Luego, se abrirá un período de 10 años para cancelar esa refinanciación, que comenzaría en 2026: la deuda actual del país con el organismo internacional asciende a unos US$44.500 millones, precisó Guzmán.
 En su discurso, el presidente Fernández destacó que, a diferencia de otros pactos acordados con el Fondo, este entendimiento "no contempla restricciones que posterguen el desarrollo" de la Argentina.
 En ese sentido, precisó: "No restringe, no limita ni condiciona los derechos de nuestros jubilados que recuperamos en el año 2020. No nos obliga a una reforma laboral. Promueve nuestra inversión en obra pública. No nos impone llegar a un déficit cero.No impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología". 
Y agregó: "Este entendimiento prevé sostener la recuperación económica ya iniciada. Prevé que no habrá caída del gasto real y sí un aumento en la inversión de obra pública. Tampoco dispone saltos devaluatorios". 
Fernández indicó que "sin el acuerdo, las posibilidades comerciales económicas y de financiación que la Nación necesita estarían seriamente limitadas".