Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174465
FATALIDAD EN RIACHUELO

Septuagenario golpeó un proyectil con un martillo y murió por la explosión

Se trata de un misil de mortero que estaba en un campo. Intentó desarmarlo, pero al percutirlo se activó, matándolo instantáneamente.

Un hombre murió en la localidad de Riachuelo, distante a unos 15

kilómetros de la ciudad de Corrientes, luego de que un proyectil de mortero estallara en el patio de su casa.
La víctima -cuya identidad no fue suministrada por la Policía- se hallaba en su vivienda ubicada en la esquina de las calles Seis de Enero y La Armonía cuando ocurrió el siniestro. Aparentemente el hombre había hallado el artefacto en un campo cercano. Se lo llevó a su casa, donde existe un pequeño taller con herramientas básicas.
Una vez allí, se dispuso a desarmar el proyectil con el uso de un martillo y un cortahierros. En esa tarea estaba el infortunado cuando activó de un golpe el explosivo, que se detonó causándole la muerte. El ruido fue de tal intensidad que llamó la atención del vecindario. Los familiares del hombre fueron a ver lo que ocurría y lo encontraron ensangrentado en el suelo, muerto.
Las fuentes oficiales informaron que en el momento del episodio luctuoso la víctima se hallaba sola, por lo que no hubo otras personas lesionadas. 
Las autoridades policiales de la Comisaría de Riachuelo asistieron al lugar junto a un equipo de socorristas, pero nada pudieron hacer para salvarlo. Luego convocaron a los especialistas en explosivos de la Dirección General de Bomberos y a los peritos de la Unidad Fiscal de Investigaciones.
No es la primera vez que se halla un explosivo militar en cercanías de la Capital, al Sur. Esto es porque hasta hace cuatro décadas el Ejército Argentino realizaba maniobras de entrenamientos en las zonas de campo ubicadas en áreas despobladas. Con el tiempo estos lugares se poblaron y empezaron a encontrarse en varias áreas, proyectiles de morteros, granadas y misiles que habían fallado en esos entrenamientos.
El año pasado, en octubre, este diario informó que un proyectil de mortero fue hallado en cercanías de una avenida de la ciudad de Corrientes y la Policía procedió a su desactivación con elementos especiales. El hallazgo ocurrió aproximadamente a las 12.30 del 14 de octubre a la altura del kilómetro 1031 de la Ruta Nacional 12, cerca de las avenidas Centenario y Libertad. En ese lugar un grupo de personas que caminaba al costado de la vía de tránsito advirtió el explosivo, por lo que dieron aviso a las autoridades policiales y fue así que llegaron al lugar efectivos policiales de la Comisaría 16ª. Posteriormente se hicieron presentes uniformados de la Brigada de Explosivos de la Policía de Corrientes y tras analizar el objeto determinaron que se trataba de un mortero que se hallaba intacto y activo. 
Los especialistas recogieron el explosivo y lo colocaron en una tolva antidetonación para trasladarlo a un lugar seguro. 
Esto se repite también en el interior de la provincia, donde existen guarniciones de la fuerza militar. El pasado 20 de enero se dio a conocer que la Policía de Corrientes procedió a la destrucción de un artefacto explosivo hallado en Monte Caseros. 
El hallazgo se produjo en un descampado existente en inmediaciones de las vías férreas al finalizar la calle Guayaquil, en el barrio Florida, detallaron fuentes policiales. Tras el alerta, personal de la Comisaría 1ª se constituyó en el lugar, donde visualizaron un artefacto. Voceros policiales detallaron que el objeto, "por las características observadas, sería de uso militar por lo que con suma precaución procedieron al resguardo del lugar". Horas más tarde y luego de haber solicitado la presencia de personal de la División Explosivos de la Dirección General de Bomberos de la ciudad de Corrientes, se procedió al retiro del mismo para su posterior desnaturalización en un sitio idóneo sin que se registraran inconvenientes durante el procedimiento.
En esa misma ciudad, pero en 2020, un hombre halló una granada de mortero en el fondo de su vivienda mientras realizaba refacciones. Luego de alertar del hecho a la Policía, llegó al lugar un equipo de la Brigada de Explosivos de los Bomberos de la Policía de Corrientes, quienes tras retirar el explosivo, lo detonaron.