Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174786
UNA FIESTA CON FUTURO

Los jóvenes, el reaseguro del Festival del Auténtico Chamamé de Mburucuyá

Todo un pueblo movilizado para disfrutar este género musical al que defienden desde hace años con esta­tuto propio. 

Las tradiciones se acre­cientan cuando hay com­promiso de los jóvenes, tra­dición viene de traer y ese verbo si no va acompañado de juventud que siga siendo el relevo que poco presente tiene, en Mburucuyá es her­moso ver como cada año se acrecienta ese compromiso joven de seguir sembrando eso que nos dejaron los que nos precedieron, muchos ya no están pero su trabajo no fue en vano. Ver Mburucu­yá y parodiando al querido Juan Carlitos, es hermoso ver a este escenario sem­brado de jóvenes que le dan la sensación de verla llena de flores con aroma de Cha­mamé. Siempre me pareció una de las creaciones más hermosas: La poesía; juven­tud, divino tesoro de Rubén Darío, en alguna de sus es­trofas nombra sin querer a Mburucuyá con sus jóve­nes.

Otra juzgó que era mi boca/el estuche de su pa­sión;/ y que me roería, loca,/con sus dientes el corazón./ Poniendo en un amor de exceso/ la mira de su voluntad,/ mientras eran abrazo y beso/ síntesis de la eternidad.

Una hermosa peculiari­dad, la juventud no es sólo tener pocos años, se veía un mestizaje donde participan jóvenes con muchos años, uno de ellos el más entu­siasta Félix Chávez.

Se cuidó mucho lo de tra­dicional y auténtico, sin he­rir a nadie, se cumplió con los que indica el estatuto del festival con respecto a los ritmos y los instrumen­tos. Eustaquio, Tito, Salva­dor, Juan Carlitos y muchos otros que ven con ojos ce­lestiales el chamamé, deben estar muy orgullosos de su siembra.

Y el Chamamé tiene algo de religioso, es decir religan los afectos, religa el arte, religa la solidaridad y como bien dice nuestro Obispo Monseñor Andrés Stano­vnik: "¿Por qué sentimos que hay verdad en el cha­mamé?. Acaso no percibi­mos que es una experiencia de Libertad y si en la danza hay verdad y libertad, allí seguramente está la Justi­cia. 

Por más chamamé en Mburucuyá, Tradicional y Auténtico y sus fiestas que son una religión donde lo que más se destaca es el compartir y el afecto. s