Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/174804
REUNIÓN EN IGUAZÚ, MISIONES

Diez gobernadores, Manzur con Wado y ninguna mención del fuego

La emergencia que inquieta a Co­rrientes no sobresale en la agenda del gobierno federal. El encuentro giró sobre otros asuntos claves. 

Los mandatarios de las provincias del NEA y del NOA, que conforman el denominado Norte Gran­de, más el jefe de Gabinete de la Nación, Juan Manzur, junto con tres ministros del Gobierno federal, delibe­raron ayer en la ciudad de Puerto Iguazú, Misiones, sobre dos tópicos que son de importancia para la región: energía (buena y más bara­ta) y transporte (adaptación del esquema de subsidios). También hubo espacio en el temario para analizar el plan de obras públicas, que es un clásico de estos encuentros; proyectos cuya concreción están atados a la fluctuan­te salud presupuestaria del Estado federal. La crónica oficial dice que hubo coin­cidencias en el tratamiento de los distintos asuntos, in­cluso la agencia Télam resal­ta un respaldo unánime de los gobernadores a la Casa Rosada por traspaso de las líneas de colectivo urbano al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

Como es de estilo, hubo exposiciones, discursos, la foto del protocolo, sonrisas y abrazos. Magnífica pos­tal de los mandatarios con las Cataratas del Iguazú a sus espaldas, pero ninguna mención formal del proble­ma de los incendios que está provocando estragos en la provincia de Corrientes. Al menos no trascendió que en el marco de la asamblea surgiera una manifestación de preocupación o, cuanto menos, de solidaridad por lo que está ocurriendo en el Taragüí. Un drama del que no es ajeno Misiones, la pro­vincia anfitriona de la Octa­va Asamblea de Gobernado­res del Norte Grande.

Incluso el reporte del Go­bierno de Corrientes, que consigna la presencia de Gustavo Valdés en Iguazú, tampoco señala que el tema del fuego haya sido aborda­do en la reunión (Ver apar­te).

Es extraño porque la ur­gencia que imponen los in­cendios, a causa de la com­binación de la prolongada sequía en la región y las altas temperaturas, también ha afectado a distritos vecinos del NEA, también vivieron algo parecido en el NOA, pero claro, ninguno ha teni­do que enfrentar la dimen­sión de catástrofe que está sufriendo Corrientes.

Está claro que el tema (de los incendios) no es prioritario en la agenda del Gobierno federal, en caso contrario ayer era la mejor oportunidad para exponer el compromiso en la batalla contra el fuego. Frente a los diez gobernadores del Nor­te Grande, en un escenario simbólico para el ambienta­lismo, muy cerca además de la zona caliente de los incen­dios, el jefe de Gabinete de la Nación podría haber dejado una definición que aventara todas las dudas y cuestio­namientos. No sucedió. Del fuego, ni una palabra.

Esto evidencia que la conducta del ministro de Ambiente y Desarrollo Sos­tenible de la Nación, Juan Cabandié, respecto al pro­blema de Corrientes no es casualidad. El Presidente de la Nación, que ha regresado al país hace ya más de 48 ho­ras, tampoco dedicó en sus profícuas intervenciones discursivas una mención a la provincia en llamas, el jueves presidió la reunión conjunta de los Consejos de Salud y Educación, ha­bló de varios temas, pero no de los incendios. Ayer, por ejemplo, encabezó un acto de la Casa de Gobierno para renombrar un salón, ponderó a la mujeres cientí­ficas, fustigó al patriarcado, pero nada sobre el drama ambiental y económico que atraviesa Corrientes con el fuego.

Del mismo modo, el en­cuentro en Iguazú de los mandatarios del Norte Grande pasó con indiferen­cia. Allí estuvieron el jefe de Gabinete, Juan Manzur, los ministros Eduardo "Wado" de Pedro (Interior), Gabriel Katopodis (Obras Públicas), Alexis Guerrera (Transpor­te) y también el secretario de Energía de la Nación, Darío Martínez, pero el tema no estuvo sobre la mesa, pese a que es una urgencia. s