Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/175574
INVASIÓN A UCRANIA

Rusia usó otro misil hipersónico y se intensifican combates en el sur

Una gran reserva de combustible fue destruida por cohetes de crucero Kalibr, disparados desde el Mar Cas­pio.

Rusia anunció que por segunda vez utilizó misiles cruceros Kalibr e hipersó­nicos para atacar una reser­va de combustible al sur de Ucrania. Mediante un comu­nicado el Ministerio de de­fensa ruso confirmó ambos bombardeos.

"Una gran reserva de com­bustible fue destruida por misiles de crucero Kalibr dis­parados desde el mar Caspio, así como por misiles balísti­cos hipersónicos lanzados por el sistema aeronáutico Kinjal desde el espacio aéreo de Crimea", indica el comu­nicado. 

El depósito Kostiantini­vka, se encuentra cerca de la ciudad de Mikolaiv, sobre el mar Negro y fue destruido por completo.

Los misiles cruceros e hipersónicos pertenecen a la familia de nuevas armas construidas por Rusia, y que tienen como finalidad des­truir al adversario de una manera inesperada y muy eficaz por su sistema de eva­sión de las defensas.

El misil hipersónico Kin­zhal alcanza objetivos a 2 mil kilómetros de distancia a una velocidad 10 veces ma­yor que la del sonido, y Vla­dimir Putin lo describe como un arma "invencible".

El primero de este tipo de ataques se realizó el sábado en un almacén subterrá­neo de armas, en el oeste de Ucrania, con el misil Kinzhal.

Las autoridades rusas también confirmaron que "misiles de alta precisión" alcanzaron un centro de en­trenamiento de las fuerzas especiales ucranianas en la región de Jitomir. Indicaron que allí más de 100 personas fallecieron por el bombar­deo.

De esta manera, se trata del primer uso directo de es­tos misiles desde su prueba exitosa a mediados de 2018.

Desde Estados Unidos señalaron que este tipo de ataque fue realizado con la intención de "probar las ar­mas y enviar un mensaje a Occidente" sobre las ca­pacidades rusas en dicho conflicto. 

Con respecto a la si­tuación aérea, tema que Volodymyr Zelensky soli­cita el cierre definitivo, el Gobierno británico indicó que Rusia todavía no pudo controlarlo.

CHOQUE DIALÉCTICO 

En un tono desafiante, Putin prometió, a las mul­titudes que ondeaban sus banderas en un estadio de fútbol en Moscú, que Rusia "cumpliría absolutamente todos" sus planes. 

Horas después, Zelenski dijo que la negativa a com­prometerse tendría un pre­cio muy alto para Rusia. 

"Quiero que todos me es­cuchen ahora, especialmen­te en Moscú. Ha llegado el momento de una reunión, es hora de hablar", señaló el mandatario en un discurso en video publicado el sába­do. 

Por otro lado, analistas oc­cidentales dicen que Putin parece haber subestimado la resistencia a la que se en­frentaba en Ucrania, donde civiles que nunca habían dis­parado un arma hasta hace unas semanas se unieron a las fuerzas regulares para de­fender a su país. 

Temas en esta nota

Ucrania