Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/175595
FUERTE SEÑAL POLÍTICA DE APOYO AL GOBIERNO

Fernández obtuvo respaldo de EE.UU. para evitar default

La Casa Blanca ordenó al Fondo Monetario Internacional que permi­tiera la postergación de los pagos hasta fines de marzo.

En medio de la crisis mundial creada por la gue­rra en Europa, el Gobierno de Joe Biden tomó una de­cisión y optó por respaldar a la administración de Al­berto Fernández, tras en­tablar diálogo con el board del Fondo Monetario Inter­nacional (FMI) para evitar que la Argentina cayera en default.

Entre ayer y hoy vencían una cuota de 2.800 millo­nes de dólares que el país debía afrontar producto de la deuda contraída por el ex presidente Mauricio Macri, y los plazos fueron nego­ciados por el ex mandata­rio cuando cerró el crédito Standby por 45.000 millo­nes de dólares en 2018.

Con pleno conocimiento de la interna de la coali­ción gobernante argentina y conociendo la situación a la que se enfrentaba, Biden decidió acompañar al man­datario en la contienda con su vice. 

Que el Congreso discuta y sancione el acuerdo con­traído con la entidad de cré­dito fue una conquista del oficialismo que, sin espe­rarlo, se le volvió en contra. 

El plan del ministro de Economía, Martín Guzmán, y del Presidente era que el Parlamento tratase el en­tendimiento para principios de marzo, pero con las ten­siones internas del Frente de Todos, en especial con la posición de La Cámpora, el ideal se vio impedido. 

Con las fechas desfasadas y ante el escenario actual, si el board no aprobaba el acuerdo y no giraba 9.800 millones de dólares en De­rechos Especiales de Giro, la Argentina hubiese caído en default el lunes 21 de marzo. 

El ministro de Economía le informó al presidente, Alberto Fernández, sobre el panorama financiero que se anticipaba, y a partir de ese momento se trabajó en una solución a contrarreloj, que debía contar con el aval di­recto de la Casa Blanca, que tiene injerencia directa en el board del FMI. 

VENCIMIENTOS

De esta manera, logra­ron que, a la par del traba­jo realizado por el ministro Guzmán y el representante argentino con el FMI, Sergio Chodos -que fueron los ges­tores de la postergación de los vencimientos para el día 31 de marzo-, la Casa Blanca intercediera en favor de la Argentina. 

El directorio del FMI se reúne el 25 de marzo y se es­pera que apruebe el acuerdo que tanta crisis generó en la coalición de Gobierno. 

En los últimos días el jefe de Estado argentino se aseguró de que la en­tidad financiera aplazara los vencimientos de deuda hasta la llegada del primer desembolso, y conquistó la aprobación del acuerdo en el Congreso, a pesar de sus propios funcionarioss

Un grupo de personas, de forma coordinada, perpe­tró un violento ataque al Congreso de la Nación. 

EL GOBIERNO DE BIDEN TOMÓ LA DECISIÓN DE APOYAR A LA ARGEN­TINA.

La agenda que sigue en el Congreso tras el acuerdo con el Fondo 

Luego del choque de placas tectónicas que vivió el Frente de Todos al dividirse en la votación sobre el acuerdo con el Fondo Mo­netario Internacional (FMI), el show debe seguir en el Congreso y la agenda de trabajo recién comienza a esbozarse, con la reforma del Consejo de la Magistratura en el primer escalón. Un frío glacial recorre los pasillos del Congreso luego del volcán emocional provocado por la fractura expuesta en el Frente de Todos, con repercusiones que aún están sucediéndose y que no se sabe dónde terminarán, para la suerte de la fuerza go­bernante. En medio de ese clima convulso, que también afecta -aunque en menor me­dida- a la oposición, el Congreso tiene que rearmarse para poder abordar nuevos temas legislativos. 

Para ello se requiere, en primer lugar, atar los acuerdos para la conformación de las comisiones y el reparto de los cargos entre dos coaliciones parlamentarias, que están prácticamente empatadas en cantidad de integrantes, con la complejidad que eso significa. En la Cámara de Diputados sola­mente se constituyeron las comisiones de Presupuesto y de Finanzas, mientras que el Senado hizo lo propio con la de Presupuesto, Justicia y Asuntos Constitucionales. El resto es un rompecabezas que deberá empezar a armarse en breve, para no perder un tiempo valioso. 

La designación de autoridades en cada una de las comisiones era una faena que de­bía hacerse al inicio del período ordinario de sesiones, pero la discusión por el FMI apla­zó esas definiciones. Como sea, el kirchne­rismo movió rápido sus fichas en el tablero del Senado y logró imponer a Oscar Parrilli al frente de Justicia y a Guillermo Snopek en Asuntos Constitucionales. Del neuquino ya se conoce su lealtad inquebrantable ha­cia Cristina Kirchner, pero el dato saliente es que Snopek también votó en contra del acuerdo con el FMI, lo cual lo coloca dentro del círculo de influencia de la vicepresiden­ta. Esto implica que la titular del Senado tendrá un control significativo sobre todos los debates vinculados a la Justicia, como la reforma del Consejo de la Magistratura, pero también la designación de jueces y del pro­curador general de la Nación (el kirchneris­mo tiene trabado hace dos años el pliego de Daniel Rafecas, enviado por el Gobierno). El oficialismo quiere cumplir con el fallo de la Corte Suprema, que declaró inconstitucio­nal la actual ley (que redujo a los miembros del Consejo de la Magistratura), e intimó al Congreso a sancionar una nueva norma an­tes del 15 de abril.s

Temas en esta nota

FMI