Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176309
MULTITUDINARIA CONVOCATORIA EN BUENOS AIRES

Tractorazo: el campo pidió al Gobierno "pensar un país con menos impuestos"

Productores autoconvocados ad­virtieron en una proclama: "gasten menos, arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa".

Productores agropecua­rios realizaron ayer un "trac­torazo" a la Plaza de Mayo para rechazar las políticas del Gobierno nacional sobre el campo, donde pidieron al Ejecutivo que se anime a "pensar un país con menos impuestos".

La movilización, que con­tó el apoyo de más de 200 entidades rurales del interior del país pero no fue acom­pañada formalmente por la Mesa de Enlace, sirvió como otro fuerte mensaje del sec­tor agropecuario para reite­rar su rechazo a las medidas económicas que el Gobierno le aplica.

Los ruralistas incluyeron entre sus reclamos la fuerte presión tributaria al sector agropecuario, el pedido de eliminación de las reten­ciones, la baja del gasto pú­blico y advirtieron sobre la escasez de gasoil durante la cosecha.

"Esta es nuestra protesta y esta es nuestra propuesta: anímense a pensar un país con menos impuestos. Gas­ten menos, arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa", advirtieron los productores en una procla­ma que fue leída al finalizar el "tractorazo" en la mítica plaza que se encuentra a me­tros de la Casa Rosada.

Luego de una moviliza­ción de varias horas, que in­cluyó el arribo de ruralistas con tractores, puntualiza­ron: "No hemos venido has­ta acá para pedir que nos den una mano, sino para que nos saquen las dos de encima".

"Traemos una proclama sencilla: no estamos dis­puestos a seguir financiando la soga con la que nos ahor­can. Somos de los pocos y raros países con desdobla­miento cambiario y reten­ciones. Padecemos además 170 impuestos que agobian a todas las actividades pro­ductivas y terminan sumán­dose a los precios que paga el consumidor", subrayaron.

En ese marco, los ruralis­tas precisaron: "La receta del socialismo (y su muleto el estatismo) la conocemos y es siempre la misma: envilecer la moneda con emisión, aho­gar a las actividades produc­tivas con impuestos y empo­brecer a todos para ofrecerse como solucionadores de los mismos problemas que han creado".

"Cualquier solución en un mundo libre ha sido, por el contrario, permitir que quienes generan re­cursos sigan generándolos y los multipliquen y no expulsarlos como ocurre actualmente con jóvenes y empresas que se van. Los regímenes estatistas pro­pician desatinos económicos que perjudican a todos, pero mucho más a los necesitados y vulnerables", alertaron.

Los productores agrope­cuarios aseguraron que no son "ciegos" y reconocieron que "las necesidades exis­ten", pero aclararon: "Las necesidades son infinitas y los recursos son limitados. No se puede seguir cargando al burro que mueve la noria y menos comérselo". 

La protesta se inició en medio de fuertes cruces en­tre el campo y el Gobierno, dado que en un primer mo­mento el ministro de Seguri­dad de la Nación, Aníbal Fer­nández, amenazó con impe­dir el ingreso de tractores al territorio porteño, aunque luego dio marcha atrás. 

 "Para repartir riqueza pri­mero hay que crearla y la mejor manera de distribuir­la es el trabajo libre donde los beneficios vuelven a la sociedad sin necesidad de intervención estatal, que además de cara es violenta y distorsiva", apuntaron.

En esa línea, afirmaron que son "responsables" por "haber tolerado estos dispa­rates", y ampliaron: "Son res­ponsables también muchos de nuestros gobernadores y legisladores. 

Han resignado la autono­mía federal por una indigna alianza de vasallaje feudal en la que aceptan el saqueo de las actividades productivas de sus comprovincianos a cambio de ser tratados como mendigos de lujo por el Po­der Central y eventualmente ser nuevamente ungidos". 

"Basta de mentiras. Basta de fronteras que son un co­lador", sostuvieron ayer en la proclama.

"Basta de entregar nuestro Mar Austral a la depreda­ción. Basta de soltar presos y perseguir policías. Basta de someter a alumnos y maes­tros a la dictadura de ideó­logos y burócratas. Basta de vándalos y usurpadores. Basta de opresión impositi­va. Basta de sarasa", exhor­taron.

Por último, reiteraron: "Esta es nuestra protesta y esta es nuestra propuesta: anímense a pensar un país con menos impuestos. Gas­ten menos, arréglense con lo que tienen o dedíquense a otra cosa".

Por su parte, el presidente de la SRA, Nicolás Pino, se sumó desde muy temprano al "tractorazo" y remarcó que "el campo se quiere hacer es­cuchar".

"Es una movilización muy importante, algo realmen­te histórico en la Ciudad. El campo decidió venir a la Ciudad para expresar su mo­lestia, su humor, en donde se toman las decisiones de los destinos del país".

El integrante de la Mesa de Enlace analizó la convo­catoria del agro a la Plaza de Mayo y señaló: "Los produc­tores quieren decirle al Go­bierno, ‘muchachos, por este lado así se pone muy difícil y realmente nos cansamos’. No es bueno que el sector más competitivo, el que más aportes hace... Que nos dejen trabajar en paz, sin una pre­sión impositiva feroz", agre­gó Pino.

Al ser consultado sobre si luego de la movilización ha­brá un cambio en la política del Gobierno con respecto al campo, el presidente de la Sociedad Rural consideró: "No me cabe duda de que van a escuchar. La gente a la que le toca mandar se va a dar cuenta y va a percibir el malestar ciudadano", dijo