Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176724

Otros vecinos desafían a Vladimir Putin

El pilar del relato de Vladimir Putin para explicar sus po­líticas es la lucha permanente contra una Otan malévola y expansionista.

Justifica sus acciones porque de esa manera defiende los intereses y las fronteras nacionales de una alian­za militar de sus enemigos europeos con Estados Unidos. Esa fue la razón que esgrimió para invadir Ucrania: dar un ejem­plo de lo que le podría suceder a cualquiera de sus vecinos que se le ocurriera expresar el más mínimo deseo de integrarse a la Otan. Tres meses más tarde, queda claro que el "gran es­tratega" de Moscú cometió un error de cálculo extraordinario.

La alianza se mostró más unida que nunca y armó a las fuerzas ucranianas como antes no lo había hecho con ningún aliado asociado. Antes de comenzar su invasión, no había ninguna perspectiva de una confrontación real rusa con la alianza militar occidental, ahora está luchando directamente contra el aparato militar más poderoso.

Como esos personajes de los dibujos animados a los que acompaña a todas partes una nube que sólo lanza la lluvia sobre ellos, Putin ahora es desafiado por otros dos países que hasta hace apenas unas semanas mantenían su neutralidad militar. Finlandia y Suecia rompen con décadas de tradición no intervencionista para pedir la incorporación "inmediata" a la Otan. Las une el espanto. Temen ser las próximas Ucra­nias. Es mejor estar bajo el famoso artículo 5 que esperar que la garra del oso ruso lance el primer manotazo para recibir la solidaridad occidental.

Zelensky y el hambre

El presidente Volodí­mir Zelensky denunció el bloqueo ruso en el Mar Negro, la principal puerta para el comercio internacional. Dijo que aunque los ucranianos están haciendo todo lo posible para expulsar a los rusos, "nadie puede predecir cuánto durará la guerra". Afirmó que los países pueden evitar la hambruna mundial apoyando a Ucrania con más armas. "Esto dependerá no sólo de nuestro pueblo, que ya está dando el máximo", dijo en un discurso por video a La Nación. "Esto dependerá de nuestros socios, de los europeos y del mundo libre".