Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176743
CIERRA LA EDICIÓN 2022 DEL MAYOR ENCUENTRO LITERARIO Y EDITORIAL

Jóvenes, el verdadero boom de la Feria del Libro de Buenos Aires

Más de 20 sellos editoriales dedica­dos a la literatura infantil y adoles­cente experimentaron un 128% más de ventas que en 2019.

EL ÚLTIMO DOMINGO DE VISITAS EN LA FERIA DEL LIBRO, EN EL STAND DE MOGLIA EDICIONES, EL ESCRITOR RAMÓN BLANCO FIRMÓ EJEMPLARES DE SUS LIBROS: "EN­CUENTROS", QUE RECOPILA DIÁLOGOS CON IMPORTANTES ESCRITORES LATINOAME­RICANOS, E "HISTORIAS LEÍDAS EN TU CUERPO", DE MICRORRELATOS.

Una multitud de ado­lescentes y jóvenes copó la 46º edición de la Feria Internacional del Libro para mostrar que esas ge­neraciones no están ajenas a la lectura, hecho que se vio reflejado en el aumen­to significativo de ventas de las editoriales especia­lizadas en ficción juvenil, así como en las largas filas para comprar no solo uno sino varios ejemplares o te­ner una dedicatoria -como ocurrió con la estadouni­dense Shelby Mahurin, que firmó sus libros durante ocho horas- o participar del encuentro que durante tres horas congregó a algu­nos de los bookstagramers, booktoker y booktubers más aclamados en las re­des.

Todos los que trabajan y dialogan con jóvenes lo saben: esta Feria fue de ellos y de ellas, de quienes están terminando la prima­ria, adolescentes, jóvenes, "veintitanti". La Cámara Argentina de Publicacio­nes sostiene que fueron el "fenómeno" y el "boom", y los datos que reunieron a partir del balance de vein­te sellos así lo respalda: las editoriales que se dedican al género experimentaron un crecimiento del 128% en venta de ejemplares con relación al 2019.

Una cifra similar la da Georgina Dritsos, jefa de prensa y marketing de Edi­ciones Urano Argentina: "Nuestro saldo es positivo en cuanto a nuestras pre­sentaciones y firmas, así como en ventas, ya que logramos vender un 150% más en cantidad de uni­dades que en 2019". El se­llo tiene en su catálogo a Stephanie Garber, autora de "Caraval", y a Shelby Mahurin, autora de la saga "Asesino de brujas", una de las trilogías más vendidas según el ranking actual del New York Times. Mahurin visitó la Feria y es proba­ble que nunca olvide a sus lectores y lectoras de la Argentina porque su pre­sentación estuvo colmada de personas en la sala José Hernández -la más grande, para mil personas- pero lo más insólito es la cantidad de tiempo que estuvo fir­mando libros: ocho horas. Como no fue suficiente, al día siguiente continuó con sus dedicatorias en una li­brería porteña.

"Una invasión de grupos alegres, de caras ávidas y sonrientes inundan los stands, los pasillos y pa­cientemente hacen largas colas para comprar sus li­bros preferidos. Ellos son los que han provocado que hoy el boom de la Feria sea la ficción juvenil", descri­be el informe de la Cámara Argentina de Publicaciones que preside María Inés Re­doni, de VR, uno de los se­llos cuyo stand se vio todos los días repleto de personas que hacían fila con más de un ejemplar para comprar el libro. ¿Lo más compra­do? La serie "Heartstopper" y autores y autoras como Anna K Franco, Victoria Resco y Maximiliano Pizzi­cotti.

Desde VR su CEO, Da­niel Provinciano, asegura que fue la editorial juve­nil que más vendió en la Feria y que en relación a la edición de 2019 "se ven­dió más del triple". En ese stand, decorado con una glorieta, todos los días se veían chicas y chicos sa­cándose selfies. "Este año la Feria tuvo una afluen­cia de público inusual, el stand estuvo todos días repleto de gente".

¿Cómo se explica este fenómeno de jóvenes? Las redes sociales tienen mu­cho que ver: casi todas es­tas lecturas que estallaron en ventas surgen de las re­comendaciones que book­stagramers, booktoker y booktubers comparten en sus cuentas, recomenda­ciones que se convierten en comunidades donde influencers y lectoras y lectores se retroalimentan. "Este libro es el de tiktok", se oía decir. El encuentro de bookfluencers, en la sala más grande de la Feria, ilus­tró este fenómeno: estuvo a sala llena y con personas que tuvieron que disfrutar­lo y seguirlo desde afuera, en una gran pantalla.

Desde Penguin Random House, Valeria Fernández Naya, directora de Marke­ting y Comunicación, coin­cide en reconocer "gran acercamiento de los jóve­nes a los libros y a los even­tos culturales". En el stand del grupo editorial, Harry Potter fue el gran protago­nista: no solo los pasillos se colmaron de personas vestidas con algún objeto alusivo al mago creado por J.K Rowling, sino las redes sociales. Para el sello, fue el segundo libro más vendido, tras "Boulevard 1" de Flor M. Salvador.s

Más de 1 millón de visitantes

Después de una interrupción de dos años, la Fe­ria Internacional del Libro de Buenos Aires volvió y lo hizo con entusiasmo y euforia, lo que se tradujo en una alta concurrencia, sostenida durante los días hábiles y batiendo récords los fines de semana en los que se superaron las expectativas de los organizado­res que, aún sin cifras finales, hablan de por lo menos 1.180.000 visitantes. Un número que supera amplia­mente a las últimas ediciones y demuestra que se trata de un evento masivo que muchos esperan para buscar lecturas y acercarse a sus autores y autoras favoritos. Un poco en broma, un poco en serio, responsables de stands y comunicación de los sellos dicen que este año el predio de La Rural quedó chico para la increíble afluencia de personas. Pero el movimiento no comen­zó en los pabellones el 28 de abril, día de la apertura formal y llegada del público, sino el martes 26, cuando libreros, editores, docentes y bibliotecarios de 32 paí­ses comenzaron a habitar los 358 stands y realizaron sus compras y actividades en el marco de las jornadas profesionales.