Chaco Corrientes SoyNorte Club
Para ver esta nota en internet ingrese a: https://www.nortecorrientes.com/a/176763
AGUARDAN RESPUESTAS DEL MINISTERIO DE EDUCACIÓN

Denuncian discriminación y maltrato en un jardín de Itá Ibaté

Tutores de niños con autismo pre­sentaron notas al Ministerio de Edu­cación por hechos de violencia de parte de docentes a los niños

Un grupo de tutores del jardín de infantes de la lo­calidad de Itá Ibaté denun­ciaron maltrato, violencia y discriminación hacia los niños de la sala de 5 años del jardín de infantes de la Escuela Nº 328 de esa loca­lidad. Sucede que los tutores acusan que los niños, algu­nos de ellos con Trastorno del Espectro Autista (TEA) "reciben malos tratos, gri­tos, empujones y zamarreos lo que genera un clima hostil en el jardín y los menores no contienen sus necesidades y se hacen encima de la ropa ante el pánico que les genera la docente", contó a NORTE de Corrientes, Carla Báez, una de las tutoras, que tie­ne un niño con autismo y presentó dos notas al Mi­nisterio de Educación plan­teando la problemática que viven los padres a causa de la discriminación y maltra­to que sufren sus niños. Los escritos fueron presentados hace un mes a la cartera educativa provincial, pero hasta el momento no reci­bieron respuestas. 

"La salita donde va mi hijo Genaro cambió de maestra por una suplente, ellos no la conocen y recibieron todo tipo de agresividad de su parte, la situación de violen­cia que viven es terrible, los niños tienen miedo para pedirle permiso para ir al baño", manifestó la tutora. "Con un grupo de padres presentamos nota a los directivos de la insti­tucion, haciendo saber de la situación de maltrato de los niños, pero minimiza­ron la situación, y acudi­mos al Ministerio de Educa­ción", contó Carla, referente de los tutores del jardín de infantes en Itá Ibaté. "En una reunión que tuvimos en el jardín, nos dijeron que les apena mucho todo, y nos pidieron que acompañemos a los niños a la escuela, pero no corresponde porque se cree que debemos dejarlos solos con desconfianza, ahí dejaron de ir al jardín, mi hijo no fue más, yo ahora me mudo a Buenos Aires", denunció Carla a este ma­tutino

Por otra parte, otros tu­tores se ven obligados a seguir enviando a sus niños a ese jardín de infantes, ya que por cuestiones eco­nómicas o porque tienen residencia en la localidad no tienen otra opción para cambiarlos de jardín a sus niños. "Es injusto que nos hagan ir a acompañar a nuestros niños y perma­necer con ellos en la salita porque no es lo que corres­ponde. Los docentes deben tener un buen trato con los menores y brindar confian­za a los padres para que les enviemos a la escuela, esto no puede estar pasando, necesitamos una solución por nuestros hijos", señaló María, otra tutora. s